Los emails mueven el mundo. Al día circulan más de 320 millones de correos electrónicos entre 2.800 millones de usuarios.

Son parte de nuestra vida diaria y literalmente mueven el mundo. Cada día circulan más de 320 millones de emails en el planeta entre unos 2.800 millones de usuarios que cuentan, entre todos, con más de 4.500 millones de direcciones de correo.

Las estadísticas no mienten: el email es el canal de comunicación y de transmisión de información más utilizado en la actualidad.

Se puede carecer de una cuenta bancaria, pero no de una dirección de correo electrónico. Para casi todas las gestiones que hacemos necesitamos un email. A continuación, te contamos 6 cosas que ni te imaginabas sobre esta útil herramienta:

  1. El primer e-mail nació sin madre

¿Tenías idea de que el correo electrónico tenía un padre? El creador del primer email fue Ray Tomlinson, que utilizó la dirección tomlinson@bbn-tenexa para enviar sus mensajes de prueba en 1971. Fue tan insignificante su primer correo que Tomlinson reconoció que no podía recordar ni qué decía.

  1. La “@” está relacionada con el vino

La memoria de Tomlinson sí consiguió recordar por qué introdujo la arroba (@) como símbolo para las direcciones de email. La “@” significa “junto a”, procede del latín y en tiempos antiguos se usaba como una medida para hacer vasijas para vino.

  1. ¿En mayúsculas o en minúsculas?

Una dirección de email está formada por una primera parte “local”, seguida de la @ y seguida de una segunda parte que indica el dominio de internet al que pertenece. Partiendo de la base de que los dominios en sí no hacen distinción entre mayúsculas y minúsculas, no importa cómo se escriba la segunda parte del email.

Sin embarco, y hablando desde el punto de vista técnico, sí que sería posible distinguir las mayúsculas en la primera parte de la dirección de email, siempre que fueran creadas cuentas de correo con dichas diferencias.

  1. Contraseñas seguras

Si eres de los que rayan la paranoia y cambian las contraseñas del correo a menudo para evitar robo de datos o de identidad, seguro que no sabías que las claves más fiables deben contar, como mínimo, con 10 caracteres, e incluir mayúsculas, minúsculas, números y signos especiales. El problema es recordarlas si eres olvidadizo.

  1. Resurrección gracias al smartphone

Resulta paradójico que muchos advirtieran que el email iba a desaparecer entre 2005 y 2010. Gracias a los dispositivos inteligentes, el correo electrónico se salvó de morir debido al impacto de las redes sociales.

Tener tu correo en la palma de la mano es una poderosa herramienta que ha abierto camino al email marketing para vender todo tipo de productos y servicios.

  1. Los emails en masa funcionan

Con el email marketing, el correo electrónico pasó a un nivel de uso especializado. Cada día aparecen estrategias más potentes para enviar con efectividad emails masivos para promover las ventas en cualquier negocio o emprendimiento.

Los expertos de Mail Relay constatan que cada año se produce un notable aumento en el envío de emails masivos, sobre todo en los días previos a eventos destacados, como el Black Friday, Navidad, rebajas y San Valentín. El motivo es que realmente aceleran las estrategias de venta y permiten introducir promociones especiales que dan visibilidad.

Está claro que el email está más vivo que nunca y que el correo electrónico es una vía de comunicación rápida y efectiva, lo que la convierte en la herramienta idónea tanto para particulares como para empresas.

Mar Pons

¡Esto tienes que compartirlo!