En el año 2004, el rey Juan Carlos concedió un insignificante préstamo a su hija, la infanta Cristina, por un total de 1,2 millones de euros. Según las escrituras publicadas por la Casa Real, esta transacción establecía un período de carencia de tres años y un pago anual de 50.000 Euros durante los primeros diez años y 70.000 los diez siguientes.

El escándalo surgió después de que la infanta incumpliera el acuerdo al iniciar el pago de la deuda con cinco años de retraso y luego devolviera 100.000 euros menos de lo pactado. También se tomó ocho años de carencia en lugar de los tres convenidos y solo devolvió una parte cuando comenzaron a investigar a su marido.

Claves del préstamo que recibió la infanta Cristina

A continuación siete datos curiosos sobre el crédito que, a fecha de hoy, continúa generando polémica:

  1. El sueldo del Rey en aquel entonces, descontando los impuestos, se ubicaba en 170.000 euros al año, por tanto, el préstamo que le otorgó a su hija representó su salario de siete años.
  2. Para el año 2013, el sueldo promedio en España era de 15.500 Euros al año, sin impuestos. Esto implica que una persona debía trabajar 92 años de su vida para ganar los 1,2 millones de Euros que le fueron prestados a la infanta Cristina.
  3. Algunos cuestionan que la transacción en realidad se tratase de un préstamo, considerándolo más bien un “donativo camuflado”. De ser así, habrían tenido que pagar el tipo máximo de impuestos de Sucesiones y Donaciones por una cantidad superior a los 800.000 euros.
  4. Los préstamos solo pueden considerarse como tales cuando existe la devolución del dinero. Hasta el año 2013, la infanta solo había pagado 150.000 euros del crédito. A ese ritmo, terminaría de pagar la deuda en 2076.
  5. Las cómodas cuotas y plazos para el pago de la deuda generaron sospechas desde un principio. Sin embargo, llamó más la atención que durante los primeros seis años la infanta no devolvió ni una pequeña parte del préstamo. El pago de los 150.000 euros se hizo entre 2011 y 2012, cuando iniciaron las investigaciones a las cuentas de Iñaki Urdangarín y el Instituto Nóos.
  6. El hecho de que le otorgaran a la infanta un préstamo para la compra del palacete de Pedralbes descarta la creencia de que el Rey no tenía conocimiento del estilo de vida que llevaban los duques de Palma.
  7. La transacción demuestra la importancia de la transparencia en las cuentas y los detalles del patrimonio de los jefes de Estado de todos los países, como sucede con otros países de Europa.

Préstamos para el “populacho”

Han transcurrido 14 años desde que se realizó la polémica transacción entre el entonces Rey de España y su hija, y la normativa requería una serie de avales para garantizar el pago de la deuda.

Está claro que el préstamo rápido del rey a su hija es una acción inigualable para el común de los mortales, pero, a unos niveles muy inferiores, hay opciones que permiten solicitar créditos y préstamos sin tener ningún tipo de problema legal.

Hoy en día existen mecanismos financieros que ofrecen la posibilidad de acceder a dinero rápido sin necesidad de avales, lo cual puede ser de mucha ayuda en caso de imprevistos.

Los préstamos rápidos son una nueva modalidad de préstamo para conseguir hasta 800 euros en efectivo en tan solo diez minutos. Son una excelente opción para aquellos que necesiten pequeñas sumas de dinero. Aunque está claro que no es algo válido para los que quieran comprarse un palacete en la zona más exclusiva de la ciudad condal…

Ana Gómez

¡Esto tienes que compartirlo!