¿Sabías que en 101 Dálmatas aparecen un total de 6.469.952 manchas perrunas? Te contamos esta y otras muchas curiosidades sobre animales de cine…

Los animales siempre han sido fieles acompañantes y hasta protagonistas de miles de películas a lo largo del tiempo. Peludos perritos, adorables gatitos, elegantes caballos, tiernos cerditos y hasta inteligentes chimpancés… Muchos de ellos nos han robado alguna sonrisa y más de una lágrima a lo largo de la historia.

Pero más allá de lo que se ve en la gran pantalla, o se explica en la trama de estas producciones cinematográficas, existen una serie de curiosidades sobre los animales que participan en ellas y que quizás no conocías.

Historias animadas: clásicas y adorables

¿A quién no le gusta una buena película animada? De niños, sumergirse en estos relatos era lo mejor del mundo. Una de las películas de animación más queridas por los pequeños (y hay que admitir que también por los mayores) es Tarzán, la leyenda del hombre que fue criado por los monos.

La historia de Tarzán ha tenido muchas adaptaciones cinematográficas, pero la más popular ha sido la de Disney. Te sorprendería saber que Terk, el pequeño chimpancé que acompaña a Tarzán en la peli de animación, es en realidad una niña. Aunque hay que reconocer que tiene un aspecto rudo y varonil.

Y si este dato te ha desconcertado un poco, no creerás que la actriz que prestó su voz a Kala, la chimpancé que cuidó de Tarzán, es la de la conocida Glenn Close, que curiosamente interpretó a la malvada Cruella de Vil.

Respecto a los 101 Dálmatas, en la primera versión de Disney, hecha en 1961, se puede advertir que en la escena final hay un error y aparecen más de 150 cachorros. Y si de números y manchas se trata, hay que detallar que son exactamente 6.469.952 las que aparecen en pantalla: 72 de Pongo (el padre), 68 de Perdita (la madre) y 32 manchas en cada uno de los 101 cachorros.

Para el clásico de Disney El Rey León se indagó sobre cada una de las lenguas de África. Simba significa “león” en lengua suajili, Rafiki se traduce como “amigo”, y Pumba como “tonto” (este último era de esperar).

Habiendo tantas películas con tanta variedad de animales, puede parecer fácil dar con un nombre original cuando queremos bautizar a una mascota propia, pero a la hora de la verdad, suele resultar bastante complicado. En la web AnimalesExóticos24h muestran varios trucos para encontrar los mejores nombres para mascotas, como esperar unos días a que el animal muestre su personalidad, lo cual sin duda inspirará su nombre.

Un tono más realista

No solo los clásicos animados integran animales exóticos y poco comunes en sus escenas. Si hablamos de películas y series no animadas, hay miles, demasiadas para poder contarlas, cuyos protagonistas son perros, caballos, monos y otros animales.

Pipi Calzaslargas sabía muy bien cómo escoger los nombres de sus mascotas. En la serie estrenada en 1969, la pequeña tiene un caballo llamado “Pequeño Tío” y un mono con nombre de señor, literalmente se llamaba “Señor Nilsson”.

Y ya que hemos hablado de la versión animada de Tarzán, hay que destacar que, en las películas reales, Chita, la chimpancé que acompaña a Tarzán en todas sus aventuras es, en realidad, un macho. Además es un personaje añadido por el cine, pues no aparece en ninguno de los libros originales de Edgar Rice Burroughs.

Una película que hizo llorar a muchos fue Marley y yo, conocida en España como Una pareja de tres. Y pocos saben que Marley realmente existió. La película se basó en la autobiografía del periodista John Grogan y las travesuras de su labrador.

Se necesitaron 22 perros diferentes para filmarla. De hecho, el verdadero Marley se presentó a la primera proyección de su película en 2009. Pero antes, en 1996, este perro ya había aparecido en el filme The last home run.

Si de historias conmovedoras se trata, Hachiko se lleva el premio. Este perro de raza akita, que esperaba pacientemente a su amo en la estación del tren, incluso después de que este falleciera, también existió en la vida real. De hecho, se construyeron estatuas en su nombre para honrar la fidelidad canina, y cada 8 de marzo se conmemora a Hachi en la plaza frente a la estación del tren donde murió.

Felipe Alarcón Méndez

¡Esto tienes que compartirlo!