¿Cuántas veces has soñado tener un traje como el de Iron Man y volar sin esfuerzo? Pues resulta que un tal Richard Browning lo ha hecho realidad…

Tras haberse cumplido 54 años de la creación del icónico personaje de cómic Iron Man, y gracias a la evolución de la tecnología y a la creatividad humana, el traje volador de este héroe de Marvel ya es un sueño hecho realidad.

Esta creación fue iniciativa de Richard Browning, fundador de la empresa británica Gravity, movido ante la idea de que las personas puedan volar.

Características del traje de Iron Man

El traje, que tuvo una inversión de 50.000 dólares, tiene una velocidad máxima de 321 kilometros/hora, una capacidad de resistencia de hasta 130 kilogramos y vuela a 6 metros de altura en perfectas condiciones. Sin embargo, el británico aclara que para este proyecto mantiene un duro entrenamiento físico, lo que le permite controlar el equilibrio.

Este innovador invento fue denominado Daedalus y ha sido presentado al público a través del canal de Youtube, Gravity Industries. El vídeo del lanzamiento ya ha superado millón de reproducciones, gracias a la novedosa forma en la que se lleva a cabo este importante proyecto, explicando de forma detallada cada paso de la creación.

Browning, a través de los vídeos colgados en la mencionada red social, explicó que el traje está compuesto por 6 propulsores a pequeña escala que están distribuidos 2 en cada mano y 2 más en la espalda, con el fin de alcanzar la dirección y el equilibrio adecuados.

Informó además que el invento funciona con pequeñas cantidades de queroseno y que, por ello, los riesgos de un accidente son bajos.

El nuevo Tony Stark

Richard Browning, de 38 años de edad, documentó cada paso de la construcción del traje hasta el resultado final. En los vídeos se puede apreciar las modificaciones y ajustes hasta que el traje quedara lo más perfecto posible.

Indicó que, para lograr los resultados deseados, realizó diversos experimentos con ejemplares en miniatura de motores de avión colocados en sus brazos y espalda.

Asimismo, ha manifestado su deseo de trabajar en un futuro cercano con la creación de otros trajes voladores, ya que han sido muchos los inversores que han mostrado interés en su creación.

Cabe destacar que el británico no ha sido el único que ha intentado materializar el traje de Iron Man, han sido muchos quienes, gracias a la creatividad, han logrado asemejarse. Sin embargo, Browning destaca gracias a que llevó a otro nivel la creación del traje, demostrando que con la iniciativa y el equipo adecuados siempre se llega a la meta.

Eduardo Rada

¡Esto tienes que compartirlo!