La vida de algunos de los dictadores pudo haber sido completamente diferente y, con ella, el curso de muchos acontecimientos que marcaron la historia contemporánea.

Decisiones importantes y la coincidencia de muchos eventos permitieron que estos hombres se convirtieran en las figuras que encabezaron los regímenes más grandes.

Aquí tenemos un breve resumen de la vida profesional de cinco de ellos.

Adolf Hitler

El líder Nazi abandonó sus estudios a los 16 años. Quería especializarse en pintura, por lo que se presentó en dos ocasiones, sin éxito, a la prueba de admisión de la Academia de Artes de Viena.

También intentó estudiar arquitectura pero no fue posible debido a que no culminó sus estudios secundarios.

Iósif Stalin

Stalin inició su vida política a los 16 años, escribiendo poemas para la prensa local e integrando movimientos estudiantiles.

Este revolucionario admirador de Lenin pudo empezar una carrera de modelo, pero no obtuvo ninguna oferta en esta área en la que algunos creen que hubiera tenido éxito.

Benito Mussolini

Este político aspiraba a convertirse en un gran intelectual de la época. A sus 27 años ya era un conocido poeta, ensayista, periodista, redactor de artículos y novelista que resaltaba por su tendencia socialista.

Tras no poder introducir los argumentos de Nietszche en la teoría socialista y ser defensor de la participación de Italia en la Primera Guerra Mundial, Musolini fue expulsado del partido.

A partir de ese momento surgió en él un fuerte rechazo hacia la dominante masa socialista. Este acontecimiento lo afectó tanto que decidió alistarse en el ejército para más tarde fundar el Partido Nacional Fascista.

Fidel Castro

El líder de la Revolución Cubana estudió derecho en la Universidad de La Habana y cursó, durante algunos años, una carrera como actor de cine.

Una vez abandonadas esas aspiraciones, el cubano destacó como jugador de béisbol. En esta área obtuvo varias propuestas de equipos americanos, entre ellas un atractivo contrato con los Giants por el que cobraría 5.000 dólares solo por firmar, oferta que rechazó por preferir terminar sus estudios universitarios.

Idi Amin

Este líder de Uganda inició su carrera militar como cocinero y, paulatinamente, fue subiendo de rango. Aun siendo soldado raso destacó como boxeador, hasta el punto de convertirse en campeón nacional invicto durante el desarrollo de su carrera.

Tras un ascenso, Amin decidió abandonar el boxeo y continuar su carrera militar.

Ana Gómez

¡Esto tienes que compartirlo!