Las demandas más absurdas de los últimos años

Cada día se producen cientos de demandas absurdas gracias a leyes no del todo definidas y a gente que se aprovecha de los vacíos legales para sacar provecho.

Entre las cosas más curiosas que ocurren en el mundo están las demandas absurdas, situaciones extrañas que se propician al combinar unas leyes que intentan ser lo más justas posible, y personas que se aprovechan de vacíos o fisuras en las mismas para obtener el mayor provecho.

Esto se exacerba en sistemas como el de Estados Unidos, donde cada estado tiene sus propias leyes y la indemnización con sumas de dinero más o menos aleatorias es muy común. Esto hace que demandar sea una especie de divertimento nacional en ese país.

Casos de demandas ilógicas pero reales

Hace unos años, por ejemplo, un ladrón entró a una casa, y al intentar salir por el garaje, descubrió que no abría desde dentro porque la puerta estaba en mal estado. Los dueños de casa estaban de vacaciones y el ladrón pasó 8 días encerrado con sólo una gaseosa y un saco de comida de perros. Al salir, demandó a la compañía fabricante de la puerta por estrés y daños morales, e increíblemente obtuvo medio millón de dólares.

También fue objeto de demanda el conductor de un vehículo que sin querer pasó la rueda por encima del brazo de su vecino. El detalle es que su vecino tenía parte de las manos debajo del coche porque intentaba robar las tapas decorativas que llevaban las llantas. Al final, logró que el seguro del conductor pagase 74 mil dólares por gastos médicos.

Otro caso extraño fue la demanda contra los productores de la película “Batman, el caballero oscuro”, que interpuso Hüseyin Kalkan por uso fraudulento del nombre. Kalkan era el alcalde de la ciudad turca de Batman. Sí, leíste bien, ¡un pueblo se llama Batman! Allí está prohibido usar ese nombre para actividades comerciales.

pueblo Batman en Turquía

No se queda atrás el caso de la pareja rusa que tras divorciarse fueron a los tribunales para repartir los bienes y éstos autorizaron dividir con un muro la casa común. El resultado fue que él se quedó abajo, mientras que ella y su hijo disfrutan de la planta alta, porque el muro bloqueó la escalera. Al construirlo, hubo que llamar a la policía para que sacaran a los de arriba con una escalera portátil, porque el muro cumplía con lo autorizado en del tribunal. Ahora ella demanda para poder derribar el obstáculo.

Y como las historias absurdas no hacen más que crecer, y cada vez la forma en que se presenta el conflicto legal es más variada, los bufetes deben estar preparados para enfrentar esta ola de casos «extraños». De acuerdo con los expertos del estudio de abogados Vignoli Laffitte & Lublinerman, en los últimos años esta ampliación de las formas de delito es tal, que los sistemas jurídicos no siempre son capaces de asimilarlo. Los vacíos y dudas legales deben estudiarse cuidadosamente, sobre todo en los países en los que los precedentes sientan jurisprudencia; es decir, en los que el resultado de un juicio sirve como guía para casos similares en la posteridad.

En 2008 un estudiante se quedó dormido en clase y el profesor golpeó la mesa con la mano para despertarlo. Los padres demandaron al docente acusándolo de dañar el tímpano del muchacho. Otro caso fue el del señor que demandó por publicidad engañosa a la cervecería Budweiser porque, a diferencia de lo que ocurría en los comerciales, no lograba la deseada compañía femenina cuando compraba la cerveza. Ese caso fue desestimado, pero no el que se inició contra esa misma compañía que, tras comprar la Beck, de Alemania, olvidó mencionar en sus latas que ésta ahora no se producía más en el país europeo. La demanda le costó 3,5 millones de dólares al gigante cervecero.

El futuro puede ser aún más complicado

Las situaciones curiosas no sólo se dan en el campo de las demandas, sino también en contratos comerciales y de seguros. Hayleigh Perks, por ejemplo, ha asegurado su lengua por un total de 1,25 millones de dólares, dado que es una de las catadoras de chocolate más precisas del mundo y es capaz de encontrar trazas de cualquier cosa en un bombón o una barra de chocolate. Ella es la garantía de la calidad de una enorme fábrica con presencia en todo el mundo.

Con la masificación de Internet y las nuevas tecnologías es más que seguro que aparecerán nuevas formas de conflicto entre las personas y aún más casos extraños, en los que los protagonistas probablemente estén a miles de kilómetros de distancia. Los abogados tendrán que estar preparados.

¿Y tú? ¿Te has visto envuelto en algún litigio de estas características? ¿Cuál es el caso más absurdo que conoces?

Calificación: 3.4/5 (8 votos)