Ser alto tiene muchas ventajas, y varios científicos se han encargado de comprobarlo a lo largo de los años.

Uno de los estudios más recientes ha demostrado que la estatura de una persona está muy ligada al estilo de vida que es habitual en su país de origen. Esa teoría se ha utilizado para explicar por qué los ciudadanos de los Países Bajos son tan altos. Otros estudios aseguran que la gente alta tiende a vivir durante más tiempo, y que es menos propensa a desarrollar enfermedades respiratorias o cardíacas.

Hay científicos que, por el contrario, afirman que las personas altas tienen más posibilidades de desarrollar ciertos problemas de salud. The Lancet, por ejemplo, publicó un estudio en el 2011 que aseguraba que quienes superan los 1,53 m tienen más posibilidades de padecer cáncer. Parece que, después de todo, las cosas no son tan malas para los bajitos.

Aparte de esto, existen otras situaciones que pueden ser diferentes para los altos, y que quizás casi nunca nos demos cuenta.

Tienen mejores resultados en los deportes

Ya sabemos que los jugadores de baloncesto son, en su mayoría, altos, y que esa característica ofrece una gran ventaja a cada jugador que busca encestar. Pero, más allá de este deporte, los altos parecen sobresalir también en carreras profesionales de tenis o fútbol americano. ¿La razón? La gente alta tiene una visión mucho más amplia, y puede incluso calcular las distancias con mayor precisión que quienes se encuentran un poco más cerca del suelo.

Por otro lado, también ayuda que pueden llegar a ser muy intimidantes. Las personas regulares consideran a los hombres altos como fuertes y masculinos, aunque no lo sean.

Pueden llegar a ser más exitosos que la media

Un estudio realizado por la Universidad de Cornell asegura que los más altos tienden a tener una mejor percepción de sí mismos, una autoestima más alta. Por lo tanto, son más optimistas. Quizás tenga algo que ver con la percepción que sus semejantes tienen de ellos. Esa confianza los motiva a asumir más riesgos en la vida. No temen arriesgarse para alcanzar sus metas y, en consecuencia, llegan a ser más exitosos.

¿Estás de acuerdo?

Ana Gómez

¡Esto tienes que compartirlo!