Son muchos los que deciden tatuarse la piel para mostrar un mensaje o símbolo que les identifica. Pero, ¿y si un tatuaje, además de decorar fuera capaz de medir tus emociones?

Un grupo de científicos israelís ha desarrollado un tatuaje temporal que permite monitorizar la actividad facial y corporal.

Esta especie de dispositivo se puede pegar en cualquier parte del cuerpo. Ofrece una presión superior a la de otros complementos o elementos decorativos que podemos lucir habitualmente, como pueden ser los relojes o pulseras.

No genera ninguna sensación de invasión en el cuerpo gracias a su tamaño y ausencia de cables.

Para qué puede utilizarse

Este tatuaje es temporal, puede usarse para hacer un tratamiento de rehabilitación o evaluación. También sirve para la elaboración de evaluaciones psicológicas.

Además, en un hospital de Tel Aviv se está llevando a cabo en la actualidad un estudio con este dispositivo para caracterizar patrones de sueño. En otro proyecto de una universidad, el tatuaje se está utilizando como un detector de mentiras.

Pero no solo en el plano médico, también puede emplearse para identificar la reacción de una persona ante alguna publicidad o película.

Otros detalles

El tamaño de este tatuaje varía según los músculos que se quieran monitorizar. Su durabilidad es bastante larga. Sin embargo, no se recomienda usarlo más de 24 horas para que la piel pueda descansar

Este tatuaje aún no ha salido al mercado. Aunque ya cuenta con todos los componentes necesarios para su aplicación, sus creadores están tratando de recopilar suficientes datos que prueben su funcionamiento.

Ahora bien, gracias a este invento los tatuajes ya no solo serán conocidos como elementos decorativos o como sinónimo de rebeldía. También podrán detectar emociones. Las emociones que registren reflejarán si la experiencia fue de su agrado o no.

Andrés Román

¡Esto tienes que compartirlo!