Con una capacidad de 10.000 habitaciones, Abraj Kudai, el hotel más grande del mundo está siendo construido en la Meca y se abrirá en el año 2017.

Si Las Vegas es a menudo descrita como la Meca americana, la Meca cada vez se parece más a Las Vegas.

La comercialización de la fe

“Estos son los últimos días de la Meca,” dijo para The Guardian el director de una Fundación con sede en el Reino Unido dedicado a la salvaguardia del patrimonio en países islámicos. “Todo fue destruido para dar paso a promociones de hoteles de lujo, que están arruinando la sacralidad del lugar y lo hace demasiado caro para los peregrinos normales”, denunció Al-Alawi de Irfan, director de la Fundación de investigación de Patrimonio Islámico.

El proyecto Abraj Kudai

El último proyecto en construcción es un megahotel de cinco estrellas cuya apertura está prevista para 2017, que va a convertirse en el complejo hotelero más grande del mundo. Financiado por el Ministerio de Finanzas saudí, el Abraj Kudai tiene 12 torres, capacidad para 10.000 habitaciones, 70 restaurantes y 45 pisos, incluyendo cinco para uso exclusivo de la Familia Real Saudita. Diseñado por Dar Al-Handasah, una firma global detrás de todo tipo de infraestructuras como los parques en los aeropuertos de Angola en Dubai, el Abraj Kudai se ha presupuestado en más de 3 billones de euros.

Las imágenes 3D muestran una forma redonda, al estilo de una tarta de boda, con una torre central acabada en cúpula rodeada de las otras torres. Cuatro torres tienen pistas de aterrizaje de helicópteros en la parte superior. La base del complejo, que consiste en una plataforma de diez plantas sobre sobre la que reposan las torres, albergará una estación de autobuses, un centro comercial, un centro de convenciones y un salón de baile.

La era de la arquitectura comercial

El hotel más grande del mundo estará ubicado a menos de dos kilómetros de la gran mezquita, el sitio más sagrado del culto islámico, que anualmente recibe 2 millones de peregrinos durante el Hayy. El resto del año, más 20 millones de personas visitan el lugar de nacimiento del profeta Mahoma, que se ha convertido en un lugar popular para bodas y conferencias. El cielo sobre la Meca está lleno de grúas y junto a la plaza central de la gran mezquita se encuentra el segundo edificio más grande del mundo, el Abraj al-Bait, con un hotel en la torre del reloj cuyas habitaciones de lujo pueden costar 5.600 euros la noche. El complejo ocupa el lugar de una antigua fortificación otomana que fue demolida.

«La peregrinación a la Meca se supone que es un ritual simple y espartano, pero se ha convertido en una experiencia similar a ir a Las Vegas que no pueden permitirse la mayoría de los peregrinos» dijo Irfan Al-Alawi. Los sitios relacionados con Mahoma están siendo devastados por este desarrollo. La casa de la primera esposa del profeta fue sustituida por baños públicos y la casa de su consejero Abu Bakr es ahora un hotel Hilton.

A su vez, la gran mezquita es el objetivo de un proyecto de ampliación que aumentará su capacidad a más del doble, desde los actuales 3 millones fieles a casi 7 millones en 2040.

Redacción
Calificación: 2/5 (1 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre