Aceite de coco, una fuente de salud

Los ácidos grasos y antioxidantes que contiene la pulpa del coco, una vez esta es prensada y procesada, pasan a formar parte de un producto cada vez más demandado en todo el mundo. Y es que comprar aceite de coco no supone hacerlo únicamente con unos fines culinarios, puesto que, hoy en día, es bien sabido que esta sustancia de origen natural es empleada para muchos otros propósitos.

Además del cuidado de la piel y el cabello, el aceite de coco incide positivamente en otros aspectos de nuestra salud: alivia el estrés, regula el nivel de colesterol, nos ayuda a perder peso, refuerza el sistema inmunológico y facilita la digestión. Por su parte, sus beneficios reparadores y revitalizantes lo convierten en un componente muy empleado en champús, jabones y distintos tipos de cremas y otros cosméticos.

Distintas aplicaciones, pero efectos siempre positivos

Para indagar más a fondo en las alternativas de este extracto del fruto del cocotero, hemos consultado con los expertos en aceites vegetales de deaceite.com, que nos recomiendan su utilización para distintos escenarios y necesidades:

Saludable aliado en la cocina

Además del sabor resultante de la elaboración en cuestión, se puede emplear como elemento sustitutivo de la mantequilla y de otros aceites vegetales, tanto si hablamos de preparaciones a la plancha, horneadas o guisadas.

Existen dos variedades: el puro, en un estado crudo, puro y sin refinar, y el ecológico. Este último, con propiedades antimicrobianas, contiene un añadido de ácido láurico y es ideal para cocinar a altas temperaturas.

Remedio natural para tener un cabello radiante

Si aplicamos aceite de coco en nuestro cabello, conseguiremos reparar el daño ambiental, como la sequedad del cuero cabelludo causada por el sol, pero también moldear más fácilmente nuestro peinado.

Una forma idónea de exprimir sus cualidades es aplicarlo como una mascarilla, extendiéndose de la raíz a las puntas por la noche y, tras envolver el pelo en una toalla, retirándose a la mañana siguiente. Un truco eficaz para lucir una melena perfecta.

Método infalible para una piel sana e hidratada

Además de hidratar nuestra cara y nuestro cuerpo, el aceite de coco es muy eficaz fortaleciendo nuestra piel, mejorando su flexibilidad y atenuando las estrías. Y protegiendo partes delicadas como, por ejemplo, los labios, cuya humedad restablece sin dejar ningún sabor desagradable, a diferencia de muchas vaselinas y cacaos.

Calificación: 5/5 (1 votos)