¿Es posible ahorrar luz sin renunciar a tus series favoritas?

Si se quiere realmente ahorrar en la tarifa de la luz lo ideal es hacer uso de la misma en los horarios en los que es menos costosa, es decir, en los horarios normalmente nocturnos. Esto no tiene por qué ser un problema si se es de los que solo está en casa al final del día. A esas horas siempre es más económico poner la lavadora, hacer la comida o ver la televisión. ¿Qué tal poder ver la peli que apetece o una de las series favoritas sabiendo, además, que se está ahorrando en el recibo de la luz?

Ahora es más fácil gracias a factorenergia, una compañía que apuesta por el futuro y que oferta luz y gas en hogares, en negocios, en empresas, e incluso favorece la movilidad eléctrica instalando puntos de recarga para automóviles eléctricos. La transición energética ha llegado para quedarse y en FactorEnergía están comprometidos con la sostenibilidad distribuyendo energía verde certificada.

Un gran ahorro con la discriminación horaria

Ahorrar en los recibos del gas y de la luz es posible teniendo en cuenta el horario tarifa luz. Esto significa que si se contrata una tarifa con discriminación horaria se podrá adaptar mejor el uso de la energía para economizar en todas las facturas.  La tarifa de discriminación horaria se caracteriza, básicamente, por ofrecer al cliente dos precios diferentes de la luz dependiendo de las franjas horarias en las que se haga más uso de la energía. Esta tarifa diferencia entre el tramo llamado de horas punta, que tienen un precio más alto, y el tramo establecido como horas valle, con tarifas más económicas.

El tramo de las horas punta comprende entre las 12.00 y las 22.00 horas en los meses de invierno, y entre las 13.00 y las 23.00 en la época de verano. Por su parte, el tramo de horas valle establece un horario de 22.00 a 12.00 horas en invierno y de 23.00 a 13.00 horas en verano. Conociendo al detalle estos horarios y organizando la vida en función de los mismos, se puede conseguir un importante ahorro (de hasta un 25%) en los recibos de la luz.

Luz y gas en la misma compañía, más ahorro aún

Si además de contratar una tarifa de luz con discriminación horaria, también se acuerda con la misma compañía el contrato de gas, entonces el ahorro será aún mayor. Es decir, luz y gas de la mano, mayor ahorro para el bolsillo. Este tipo de compañías, como FactorEnergía suministran gas natural y diferentes servicios vinculados a la eficiencia energética.

Dentro de las posibilidades que ofrecen a los clientes están las tarifas fijas de gas para no tener sorpresas a fin de mes y con la tranquilidad de pagar el kW siempre al mismo precio; las tarifas variables que se contabilizan según los precios a los que fluctúa el mercado y que es la más transparente de todas; las tarifas de gas mini, pensadas para segundas residencias, ya que aportan el término fijo más barato para reducir los gastos incluso cuando no se esté en la casa; así como las ofertas de Gas, estas son promociones elaboradas por expertos que van presentándose mensualmente y que permiten hasta un 20% de descuento en el término fijo y variable.

La compañía permite elegir entre diferentes opciones, y se comprometen a que los descuentos aplicados son para siempre, no se acaban. Por otra parte, los precios son claros y transparentes, sin letras pequeñas ni sorpresas. Otro factor interesante es que no obligan a permanencia a sus clientes. Además, emiten sus facturas de forma online, para contribuir a cuidar el planeta y no desperdiciar papel.

Calificación: 5/5 (1 votos)
Calificación: 5/5 (1 votos)