Este es uno de los animales más raros, extravagantes y sorprendentes de la naturaleza

Nuestro ecosistema está compuesto de tal variedad de seres vivos que hasta el día de hoy no han podido catalogarlos del todo. Siempre que se logra una muestra amplia hay alguien que descubre una especie desconocida. Todo esto ha hecho que de vez en cuando nos encontremos con especímenes que se salen de lo común.

Quizá ya tengas un caso en mente, como el ornitorrinco, que se caracteriza entre tantas cosas por ser un mamífero que pone huevos. Sin duda, es toda una rareza.

Sin embargo, ten la seguridad de que no lo has visto todo, pues el siguiente espécimen, aunque parezca común por fuera, es uno de los bichos más curiosos y sorprendentes del mundo animal, sobre todo cuando observamos su comportamiento y su anatomía interna…

¿Ya sabes cuál es?

Un chupasangre impredecible

Hablamos nada menos que de los hirudíneos, que conocerás mejor como las “sanguijuelas”.

Está claro que bonitas no son, pero sus peculiaridades han dejado boquiabiertos a más de uno…

Estructura corporal irregular

sanguijuela

Lo primero que llama la atención es que tienen una cantidad extravagante de cerebros. Según los estudios, hay ejemplares que pueden tener hasta 32.

Pero eso no es todo. No todas las sanguijuelas tienen la misma cantidad de órganos: hay muchísimas a las que se les han contado hasta 3 mandíbulas y 2 corazones.

Sigue siendo un misterio para la ciencia por qué existe esta disparidad dentro de una misma especie.

¿Te imaginas que entre nosotros hubiera personas con 3 narices y 4 pulmones?

Larga longevidad

Para ser tan pequeñas, tienen un promedio de vida extremadamente largo: ¡27 años! Mucho más que un perro, que ya es decir.

Son depredadores y comen cualquier cosa, desde pequeños gusanos, larvas, renacuajos, insectos y hasta lombrices de su mismo tamaño.

Temerarias y de anatomía variable

sanguijuelas

Su voracidad puede llegar a tal nivel que pueden atacar a las personas. Al pegarse a la piel fuertemente, tienen la capacidad de chupar la sangre. Claro está, no todas lo hacen.

Además de esto, tienen una especie de estómago muy flexible llamado buche, que se expande cuando hay grandes cantidades de sangre almacenadas dentro de sus cuerpos.

Gracias a esto pueden llegar a alcanzar hasta cinco veces su tamaño.

¿Bichos con sentimientos?

Pero si crees que lo has leído todo, te sorprenderá saber que un buen porcentaje de esta especie tiene un fuerte instinto maternal.

Cuidan de las crías que han dado a luz dándoles alimento, transportándolas y protegiéndolas de las amenazas externas, una actitud, según los expertos, impropia de los invertebrados.

Calificación: 4.4/5 (8 votos)
Calificación: 4.4/5 (8 votos)