Animales dotados con una súper capacidad auditiva

El sentido de la audición es importante para los humanos, pero resulta mucho más valioso para los animales, tanto domésticos como salvajes. El oído animal esta mejor desarrollado que el de las personas, sirviéndoles para orientarse, alimentarse y encontrar cobijo.

Existen especies animales con un sentido auditivo superdesarrollado, que funcionan como radares para conocer su posición y la de sus presas en el espacio.

El ser humano ya no necesita el oído para cazar, pero es una herramienta fundamental para el equilibrio, para comunicarse, para aprender y para sobrevivir a los peligros del entorno. Aunque creas que el paso del tiempo no ha afectado a la calidad de tu audición, te recomendamos poner a prueba tu oído con este test online y comprobar tus capacidades antes de que sea tarde.

Murciélagos

Es la única especie de mamífero volador activa y está dotado con un oído que complementa su falta de visión. Son radares voladores con un sistema de ecolocalización que emplea sonidos ultrasónicos para visualizar su ubicación y la de posibles presas.

Las altas vibraciones que producen son capaces de dejarlos sordos, debido a la alta sensibilidad de sus oídos.

Los oídos humanos, aunque no son tan sensibles como los de los murciélagos, padecen un desgaste paulatino a causa de la edad y de otros factores externos como los auriculares. Estos provocan una pérdida de audición irreversible, por lo que debes usarlos con moderación y a un volumen de sonido seguro. Haz clic en este enlace para saber más sobre cómo los auriculares afectan a tu audición.

Delfines

Los cetáceos, al igual que los murciélagos, tienen la capacidad de ubicarse gracias a la ecolocalización. Los chillidos emitidos, conocidos como clics, permiten al delfín tener una imagen de lo que hay a su alrededor.

Su grandioso sentido del oído les permite comunicarse entre sí a grandes distancias y orientarse dentro del denso mar. Son conocidos como los “mamíferos que pueden dibujar los sonidos” por el asombroso desarrollo y precisión de su sistema auditivo.

Elefantes

elefante

El oído de los paquidermos demuestra la grandiosa evolución de su sistema de audición. Los elefantes se comunican entre sí por infrasonidos, que son sonidos muy bajos para ser percibidos por el oído humano.

La capacidad de detectar sonidos de baja frecuencia les da la ventaja de poder comunicarse con otros miembros de la manada a 1 kilómetro de distancia. Son capaces de detectar la lluvia en superficies muy distantes.

Lechuzas

Poseen agujeros que funcionan como orejas. Con ayuda del plumaje que bordea a estas cavidades, pueden filtrar sonidos y agudizar su capacidad auditiva. Tienen la habilidad de detectar la fuente del sonido y diferenciar si proviene del lado izquierdo o derecho.

Animales domésticos con oído superdesarrollado

Los clásicos compañeros de hogar, los perros y los gatos, tienen muy bien desarrollado el sentido de la audición. Sus oídos les confieren la facultad de percatarse de la presencia de sus dueños mucho antes de que estos lleguen a casa.

Pueden percibir el estado de ánimo de las personas a través de su tono de voz. Ambas especies animales pueden posicionar sus orejas para recibir mejor los sonidos del ambiente.

Los humanos contemporáneos no poseen un sentido de audición muy desarrollado, y, como hemos dicho antes, este puede verse reducido considerablemente por elementos cotidianos integrados en la vida moderna. La salud auditiva es un problema grave que disminuye enormemente la calidad de vida y la independencia de las personas, así que es obligatorio acudir a revisiones periódicas para detectar a tiempo posibles deficiencias.

Si nunca has acudido a una revisión o ha pasado mucho tiempo desde la última, visita un centro especializado, como la clínica de audición Oi2, Allí no solo conocerás el estado de salud de tus oídos, sino que te enseñarán a llevar hábitos de vida saludables para su conservación.

Calificación: 5/5 (1 votos)