Aprende un poco más sobre el bitcoin y las criptomonedas
Hombre introduciendo un Bitcoin en el bolsillo (Pexels)

A nadie debería sorprender la expresión “invertir en bitcoins es la mejor oportunidad para conseguir buenos beneficios a medio y largo plazo” y es que esto es una realidad que viene transformando y enriqueciendo a inversores de todos los países desde que se iniciase su andadura, allá por el año 2009, a cargo de Satoshi Nakamoto (personaje o grupo de personas que mantienen el anonimato desde ese día) con el objetivo de realizar transacciones económicas solo y exclusivamente dentro de internet.

El porqué de sus estupendos réditos y su imparable escalada en el tiempo se debe a su descentralización e independencia, pues las criptomonedas no están controladas por ningún estado, por lo que no sufre los vaivenes derivados de sus políticas ni están sometidas a impuestos ni tasas algunas. Tampoco tienen poder sobre ellas las entidades bancarias, por lo que tampoco sufren los intereses, generalmente abusivos, que se aplica al dinero físico ni se somete a la inseguridad, cada vez más acuciante, de la banca.

A pesar de ser dinero intangible es utilizado como medio de pago como cualquier otro de carácter físico, como se recoge en el documento “Divisas o monedas virtual: el caso de Bitcoin”, elaborado por la Dirección General de Operaciones, Mercados y Sistemas de Pago: “el Bitcoin nace con la ambición de proporcionar a  los ciudadanos un medio de pago que posibilite ejecutar transferencias de valor de forma rápida, a bajo coste y que, además, no pueda ser controlado ni manipulado por gobiernos, bancos centrales o entidades financieras”.

El bitcoin no es la única criptomoneda que en la actualidad circula por los mercados virtuales, aunque sí es la más veterana y la que más ha aumentado en valor desde la creación de las monedas digitales, pero también podemos adquirir Etherum, Ripple, Litecoin, Monero, Dash, Neo… como ejemplos de las más utilizadas.

Cómo funcionan las criptomonedas y herramientas para optimizar sus funciones

Para clarificar un poco de dónde proviene y por qué se considera uno de los medios económicos más seguros que existen debemos entender que este tipo de dinero utiliza la criptografía para controlar su creación. Este sistema está programado para generar un número de bitcoins por unidad de tiempo, que se realiza gracias al trabajo de los mineros que usan potentes ordenadores llamados miners.

En estos momentos la producción se mantiene en 25 bitcoins cada diez minutos y está programado para que baje el ritmo y se reduzca a la mitad pasados 4 años. La producción terminará en el 2140 cuando se alcance el límite máximo de 21 millones de unidades.

Para que cualquiera de nosotros pueda acceder a este dinero virtual, vamos a necesitar descargarnos un software en el ordenador, en la tablet o en el móvil, que haga la función de monedero para bitcoins virtual, como por ejemplo Trezor, considerada una cartera segura para almacenar criptomonedas y tokens, que debe generar una dirección bitcoin que se podrá usar para el intercambio de dinero con otros usuarios e inversores. Gracias a estos  programas, el envío de divisas es instantáneo con la posibilidad de que toda la operación pueda ser, si se quiere, monitoreada en tiempo real.

Las transacciones con la criptomoneda bitcoin implican una transferencia de valor entre dos direcciones bitcoin, públicas, aunque también anónimas, con lo que se garantiza la seguridad de los propietarios. Las transacciones que se realicen se aseguran utilizando una serie de criptografías de llaves, puesto que cada cuenta dispone de una llave pública y otra privada exclusiva.

Tipos de monederos virtuales

Los tipos de monederos existentes ofrecen distintas ventajas e inconvenientes. En dependencia de la forma de gestionar el dinero digital que hayamos elegido, utilizaremos unos u otros, según si queremos moverlas con asiduidad o decidimos que es mejor almacenarlas para que el resultado se pueda apreciar a medio y largo plazo.

Comenzando por los monederos de escritorio para ordenadores fijos o portátiles, el software nos permitirá crear direcciones bitcoin para realizar las transacciones y almacenar las claves privadas de esos monederos. Los programas más populares son el Electrum, Armory, Jaxx, Copay o Exodus.

Si queremos tener acceso a este dinero cuando estemos fuera de casa o la oficina, recurriremos a los monederos móviles: que son aplicaciones móviles que almacenan las claves privadas para las direcciones bitcoin y nos permiten operar desde ellas. Entre los monederos más conocidos están MyCelium, BreadWallet, Electrum, CoPay, Jaxx, Xapo o GreenAddress.

Otro de los modelos son los Monederos de papel, considerados más seguros que los anteriores por ser un documento que contiene todos los datos necesarios para generar cualquier número de direcciones privadas y que, por tanto, permite conformar un monedero de claves fuera del computador.

A medio camino entre los monederos de papel y los de PC se encuentran los monederos Trezor que ya habíamos mencionado, que son muy seguros, pues permiten operar sin exponer en ningún momento las claves privadas. Están considerados como los monederos que ofrecen mejor relación entre la seguridad y la comodidad que aportan a los usuarios. Además disponen de dos modelos a elegir según el uso que se le vaya a dar: el Trezor One y el Trezor Model T. Te invitamos a que hagas clic en el enlace sugerido más arriba para infórmarte más a fondo sobre este tipo de monedero y sus muchas ventajas de uso.

Otros monederos existentes en el mercado son los físicos con chip seguro (Físicos / hardware), que consiguen que podamos usarlos sin autentificarnos con la clave privada, y los monederos online, que son los menos seguros del mercado, pero que funcionan bien desde cualquier navegador web, lo que los hace muy accesible, aunque insistimos en su principal desventaja que es la de no tener el control sobre los servicios que se usan en servidores de las empresas que los ponen en funcionamiento. Los exchanges funcionan en buena parte gracias a ellos.

Agencias
Calificación: 0/5 (0 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre