lunes, 24 junio 2024 |

Actualizado a las

16:10 |
23.4 C
Madrid

La atmósfera de Júpiter: las cosas imposibles que pasan en el clima del planeta gigante, curiosidades y otras atmósferas extrañas

La información del planeta Júpiter incluye datos como los de la composición de su atmósfera, en la que están presentes gases como el helio y el hidrógeno. Asimismo, la rápida velocidad de rotación del gigante gaseoso, es la que crea las distintivas bandas horizontales que son visibles en la atmósfera de Júpiter.

Atmósfera de Júpiter

Júpiter es el planeta de mayor tamaño en el sistema solar, y su atmosfera básicamente conforma toda su estructura. A Júpiter se le conoce como el gigante gaseoso, porque los elementos más abundantes en su superficie son helio e hidrogeno. Debido a esto, en Júpiter no existe una superficie en la que se pueda aterrizar.

Las peculiares características de los planetas gaseosos, han hecho que los científicos sientan fascinación por conocer más sobre ellos, y siendo Júpiter el que se encuentra más cerca de la Tierra, ha facilitado la posibilidad de que haya sido estudiado por décadas, razón por la cual, hoy se sabe mucho más sobre este gigante del espacio.

Composición de Júpiter

¿De qué está compuesto Júpiter? El planeta está compuesto en un 90% por hidrógeno y otro 10% de helio. También hay cantidades muy pequeñas de otros elementos como metano, azufre, amoníaco y vapor de agua.

La presión y la temperatura de Júpiter aumentan a medida que se ingresa a su atmósfera. Esto hace que los gases que la componen se dividan en capas. En las profundidades del planeta, el hidrógeno pasa de un estado gaseoso a líquido e inclusive puede llegar a ser metálico.

La enorme cantidad de hidrógeno y helio que hay en Júpiter, es la razón por la que es el planeta más grande de todo el sistema solar.

Capas del planeta

La capa más baja de la atmosfera de Júpiter es la troposfera, y se extiende unos 50 kilómetros por encima de la superficie del planeta. Está compuesta por amoníaco, agua e hidrosulfuro de amonio. Estos elementos son los que crean las líneas blancas y rojas que pueden ser vistas desde la Tierra.

En Júpiter, los vientos mantienen separadas las líneas blancas y rojas, pero en algunas ocasiones se mezclan y distorsionan. Inclusive, algunas de ellas pueden desaparecer por un tiempo. Mientras más arriba se esté en la troposfera, menor será la temperatura. En la zona más elevada de esta capa, se pueden registrar hasta menos 100 grados Celsius.

La próxima capa de Júpiter es la estratosfera, que se extiende unos 320 km sobre la superficie. En la misma, se pueden hallar espectaculares neblinas compuestas por hidrocarburos.

Luego, viene la termosfera, en donde las temperaturas suben hasta los 725 grados Celsius cuando se alcanza una altura de más de 1000 km. En esta capa, se forma la aurora, que puede ser vista en los polos. Asimismo, la termosfera a veces emite una luz que evita que el planeta quede en la penumbra.

La exosfera es la capa más externa del gigante gaseoso. Allí las partículas de gas que componen a Júpiter pueden salir al espacio exterior.  La exosfera no tiene un límite definido, porque es la última capa de la atmósfera.

La gran mancha roja

Uno de los elementos de la superficie de Júpiter que casi todo el mundo conoce, es la gran mancha roja. Fue vista por primera vez en el año 1600, y no es otra cosa que una gigantesca tormenta localizada en la parte sur del planeta. Este huracán es tan masivo, que puede ser visto desde la Tierra con un telescopio.

Mancha roja en la atmósfera de Júpiter.
Mancha roja característica de Júpiter (NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Gerald Eichstädt/Seán Doran, Public domain, via Wikimedia Commons / recorte, mejora de tono y resolución de la original)

A la gran mancha roja le toma seis días girar sobre su eje, y es tan grande, que en su interior cabrían dos planetas del tamaño de la Tierra. Se desconoce a que se debe su característico color rojo, pero sí se sabe que cambia dependiendo de la zona donde se encuentre.

El campo magnético de Júpiter

La atmósfera del gigante gaseoso también tiene una influencia directa sobre su campo magnético. Como ya se comentó, cuando el hidrógeno que se encuentra más profundo en el planeta, cambia su forma de gas a metano. Esto le permite conducir electricidad y la gran cantidad de hidrógeno metálico que posee Júpiter impulsa su campo magnético.

Mientras que a la Tierra le toma 24 horas girar sobre su eje, el gigante gaseoso solo tarda 9,9 horas en hacerlo. La gran velocidad a la que gira Júpiter crea corrientes eléctricas en el hidrógeno, lo que alimenta a su campo magnético.

El gigante gaseoso tiene un campo magnético 20 mil veces más fuerte que el del planeta Tierra. Es tan intenso que las tormentas electromagnéticas que produce son escuchadas por radioaficionados a millones de kilómetros de distancia.

Información del planeta Júpiter: Proyectos de exploración en el planeta

Se sabe que Júpiter es el planeta de mayor tamaño del sistema solar, pero ¿quién lo descubrió? En 1610, el famoso astrónomo Galileo Galilei pudo observar por primera vez a este gigante gaseoso a través de un telescopio. Desde entonces, los científicos han estado intrigados por conocer más sobre él.

Con la llegada de la era de la exploración espacial, los investigadores pudieron comenzar a enviar misiones para explorar a Júpiter y aprender más acerca de su estructura. En 1973, la nave espacial Pionner 10 fue la primera en sobrevolar a Júpiter. Seis años más tarde, en 1979, las sondas Voyager 1 y 2 identificaron los anillos que rodean al planeta, así como varias lunas desconocidas.

Décadas después, en 1994, gracias al telescopio espacial Hubble, los astrónomos presenciaron un evento único en el universo. El enorme cometa Shoemaker-Levy 9, impactó contra el hemisferio sur del gigante gaseoso. En 1995 se lanzó la misión Galileo, que dejó caer una sonda que ingresó a la atmósfera del planeta y logró obtener grandes cantidades de información sobre Júpiter.

En el año 2000, la nave Cassini logró acercase a unos 10 millones de kilómetros de Júpiter y capturó una imagen muy detallada, en la que se pudo apreciar el color verdadero del planeta.

La misión más reciente que llegó a Júpiter fue la de la nave espacial Juno, que arribó a la superficie del planeta en julio de 2016. Juno fue la primera sonda que logró captar lo que hay debajo de las densas nubes del gigante gaseoso. Actualmente, se encuentra explorando otras zonas de Júpiter, incluidas sus lunas. Se estima que la misión finalice en el año 2025.

Cambios recientes detectados por la NASA en la atmósfera de Júpiter

Los estudios más recientes sobre el gigante gaseoso, han revelado cambios en su atmósfera que eran desconocidos para los científicos. Júpiter cuenta con patrones climáticos bastante diferentes a los de la Tierra. En este gigantesco planeta, se presentan periodos largos y fríos durante su año, que equivale a 12 de la Tierra.

Sin embargo, en Júpiter no existen las estaciones, puesto que la inclinación de su eje es de tan solo 3 grados, esto hace que la manera en la que los rayos solares alcanzan a la superficie del planeta apenas cambie.

El hallazgo que ha sorprendido a los investigadores es que se han detectado cambios de temperatura en diversas partes de la atmósfera del Júpiter. Los astrónomos descubrieron que sí existen ciclos climáticos en este cuerpo celeste, pero no saben a ciencia cierta qué los ocasiona.

Sospechan de un fenómeno llamado teleconexión, en el que los cambios regulares en la atmósfera de un planeta, se presentan de forma simultánea en varias partes, a pesar de que estén a miles de kilómetros de distancia. Un ejemplo de esto, es el fenómeno del Niño-Niña, que se origina en el Pacífico ecuatorial, pero afecta a los hemisferios norte y sur de la Tierra.

En Júpiter se presenta una situación similar, mientras en la parte norte del planeta las temperaturas suben, en el sur descienden. No obstante, se espera que investigaciones más profundas permitan responder a todas las interrogantes sobre este tema.

Curiosidades sobre el planeta Júpiter

Los científicos han estudiado a Júpiter desde hace siglos, pero el gigante gaseoso, oculta muchos misterios en su interior, que poco a poco han sido revelados, a continuación, se describen algunas curiosidades sobre este planeta:

Tamaño de Júpiter

Sin duda, Júpiter y su gran tamaño causan asombro a la mayoría de las personas. La masa de este gigante es 318 veces superior a la de la Tierra. El diámetro de Júpiter es de 139.820 km, mientras que el de la Tierra es de 12.742 km.

¿Cuántos planetas caben en Júpiter?

Ya se sabe que Júpiter es el cuerpo celeste más grande del sistema solar, pero ¿cuántos planetas caben en él? La respuesta es alrededor de 11 planetas del tamaño de la Tierra.

Júpiter: gravedad e influencia sobre otros planetas

La gravedad de Júpiter es sorprendentemente fuerte, específicamente es 2,5 veces más intensa que la de la Tierra. Diversas investigaciones han determinado que el gigante gaseoso arrastra y mantiene en órbita a varios planetas del sistema solar, incluida a la Tierra. Por eso, la relación entre Júpiter y la tierra es estrecha, a pesar de la gran distancia que los separa.

Júpiter es un planeta gaseoso, pero no es el único del sistema solar

Se sabe que Júpiter es gaseoso, pero no es el único. Entonces, ¿cuáles son los planetas gaseosos del Sistema Solar? Además de este gigante, hay tres más: Saturno, Urano y Neptuno.

Júpiter: información sobre su misterioso núcleo

No se sabe con certeza cómo es el núcleo de Júpiter, debido a que su atmósfera gaseosa impide a los investigadores conocer con exactitud tal información. Sin embargo, se cree que la roca, el hierro y otros metales pesados describen la manera como es el núcleo del gigante gaseoso.

Júpiter es el planeta del sistema solar que gira más rápido

Seguramente pocos saben cuál es el planeta que gira más rápido en todo el sistema solar. Pero, aunque parezca contradictorio, por su gran tamaño, la respuesta es que es Júpiter. El gigante gaseoso rota a una velocidad de 12,6 km/s o el equivalente a 45 mil km/h. En tan solo 10 horas logra dar una vuelta completa sobre su propio eje.

Las nubes de Júpiter tienen 50 km de espesor

Las impresionantes y coloridas nubes de Júpiter tienen 50 km de espesor. Algo que podría considerarse poco para un planeta tan masivo. Las nubes están divididas en dos capas constituidas por cristales de amoníaco.

Tres atmósferas extrañas del espacio

Júpiter tiene una de las atmósferas más peculiares del espacio. Sin embargo, no es la única atmósfera extraña que se puede encontrar en el universo.

La atmósfera acuática de WASP-39b

WASP-39b es un planeta similar a Saturno que se halla fuera del sistema solar, a unos 700 años luz de la Tierra. Es un cuerpo celeste hinchado y caliente, tiene mucha agua en su atmósfera. Los investigadores creen que cuenta con el triple de agua que Saturno.

55 Cancri e: Una atmósfera similar a la de la Tierra

Se estima que este exoplaneta, que se considera como una supertierra, podría estar cubierto de lava. Los científicos estiman que 55 Cancri e tiene una atmósfera muy parecida a la terrestre, con grandes cantidades de agua, nitrógeno y oxígeno. La gran diferencia serían las elevadas temperaturas que harían imposible la vida humana.

La atmósfera llena de vientos de Saturno

Saturno tiene una atmósfera con características bastante extrañas. Primero, tiene los vientos más rápidos del sistema solar, con una velocidad máxima de 1800 km/h. Además, en sus polos hay masas de gases que giran alrededor de ellos y su aspecto es similar al de los huracanes terrestres. Finalmente, cada 2 o 3 décadas, en la atmósfera de Saturno se produce una tormenta que dura varios meses.

Sin duda, las atmósferas de los planetas son de los elementos más interesantes que se pueden hallar en el universo. En el caso de los planetas vecinos de la Tierra, la atmósfera del gigante gaseoso causó fascinación desde un principio, porque Júpiter es el planeta más grande del sistema solar.

La información del planeta Júpiter, que se ha recopilado durante décadas a través de diversas misiones, les ha permitido a los investigadores conocer muchos más datos sobre la atmósfera de Júpiter. No obstante, queda mucho por descubrir y solo el paso del tiempo, y los avances tecnológicos, le permitirán a la humanidad develar los secretos más profundos que oculta este gigantesco planeta.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Jugador, Alana. (2023, 21 agosto). La atmósfera de Júpiter: las cosas imposibles que pasan en el clima del planeta gigante, curiosidades y otras atmósferas extrañas. Flipa.NET https://www.flipa.net/atmosfera-de-jupiter/

Vota y ayúdanos a mejorar
Calificación: 5/5 (2 votos)
Alana Jugador
Alana Jugador
Licenciada en Comunicación social, especializada en periodismo impreso por la Universidad Arturo Michelena de Valencia. Locutora, productora y experta en SEO de contenidos.
Flipa » Naturaleza » La atmósfera de Júpiter: las cosas imposibles que pasan en el clima del planeta gigante, curiosidades y otras atmósferas extrañas

Deja tu comentario

Deja tu comentario
Introduce tu nombre