Canciones prohibidas

La democracia estadounidense suele hacer gala de su amplitud y la frase “este es un país libre” se suele escuchar como parte de ese planteamiento.

No obstante, a veces los más sólidos fundamentos de las sociedades se ven estremecidos por eventos inesperados, y el ataque a las torres gemelas del World Trade Center, el 11 de septiembre de 2001, sin duda fue uno de ellos. Muchas cosas cambiaron en ese país tras tales ataques en Nueva York.

Una de las cosas que cambió fue la tolerancia a ciertas imágenes y referencias violentas que antes pasaban inadvertidas. Por ejemplo, fue necesario retirar escenas enteras de una de las entregas de Spiderman porque en el rodaje original aparecían las famosas torres.

 

Autocensura por motivos de delicadeza

La realidad es que el gobierno no intervino en el proceso de censura sino que la sociedad estaba muy dolida y los medios decidieron retirar de las radios algunas canciones. La compañía Clear Channel Comunnications (hoy iHeartMedia), era dueña de cerca de 850 emisoras de radio en todo el país y prohibió más de 50 temas por contener letras delicadas.

Entre las canciones “prohibidas” se cuentan Lucy in the sky with diamons (The Beatles); Sabotage, de Beastie Boys; Safe in New York City (AC/DC); Sabbath Bloody Sabath, de Black Sabbath; Down in a Hole (Alice in Chains); Smooth Criminal, de Alien Ant Farm; We gotta get out of this place (The Animals); Rock the Casbah, de The Clash; In the air tonight, de Phil Collins; y hasta America, de Neil Diamond.

 

La filtración que permitió conocer la lista

Esta lista contiene un total de 52 canciones y sólo pudo verificarse su existencia cuando otras cadenas de radio permitieron que se filtrase y se pudo confirmar la veracidad de la misma. También se vieron afectados artistas como Guns N’ Roses, Rage Against The Machine, R.E.M., The Strokes y muchos otros.

A día de hoy, cuando las heridas del atentado ya no están frescas, estas canciones han regresado a la programación regular de los medios pero, en su momento, podían despertar una sensibilidad enorme. La censura siempre es negativa, pero sin duda que la delicadeza y la prudencia pueden ser cualidades que el público agradezca.

Si no conocías esta anécdota de la industria del entretenimiento, compártela en tus redes sociales, estamos seguros de que muchos se quedarán boquiabiertos.

 

Eduardo Rada
Calificación: 0/5 (0 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre