Comer centeno en la Edad Media podía llevarte a la horca

El pan de centeno es actualmente una delicia y muy nutritivo, pero en la Edad Media no era una buena idea si no se conservaba en lugares adecuados. Ya sabemos cómo eran de insalubres las condiciones en ese tiempo.

El caso es que cuando no se conseguía trigo para hacer pan, se usaba centeno. El problema es que su almacenamiento inapropiado causaba la aparición de un hongo llamado “cornezuelo” que ponía a la gente algo alocada y efusiva, parecido a los efectos que provocan las drogas psicodélicas como el LSD.

Se decía que estas personas estaban hechizadas o eran brujos, así que se les acusaba y condenaba a la hoguera o a la horca por practicar la magia negra. Por supuesto, en ese tiempo ni se imaginaban que todo era obra de un simple hongo…

Calificación: 5/5 (5 votos)
Calificación: 5/5 (5 votos)