Cómo fortalecer el suelo pélvico

El suelo pélvico engloba un conjunto de músculos y ligamentos de la cavidad abdominal inferior; estos tienen la función de sujetar los órganos pélvicos en la posición adecuada, de ahí que sea imprescindible que tengan un tono firme. Por eso, en este post te mostramos unos ejercicios para fortalecer el suelo pélvico.

Cómo fortalecer el suelo pélvico

Una de las mejores formas de fortalecer el suelo pélvico es con los juguetes eróticos, como las bolas chinas que puedes adquirir en el mejor sex shop en Lugo. Junto a estos productos, puedes realizar distintas técnicas y tratamientos que te ayudarán a mejorar el tono muscular de la zona, como los ejercicios de Kegel que te mostramos a continuación:

Lento: solo tienes que contraer los músculos del suelo pélvico durante 5 segundos y, al mismo tiempo, respirar suavemente; después los relajas 5 segundos y repites este ejercicio 10 veces.

Rápido: consiste en contraer y relajar los músculos, durante unos 2 o 3 minutos, tan rápido como puedas; lo más recomendable es empezar con 10 repeticiones e ir incrementándolas poco a poco, hasta llegar a 50 repeticiones diarias.

Ascensor: contrae lentamente los músculos, como si fuera un ascensor que sube lentamente y se va deteniendo en cada piso.

Onda: empieza contrayendo los músculos que hay alrededor de la uretra y después los de la zona anal, de atrás hacia delante.

Consejos para realizar los ejercicios de suelo pélvico

A continuación, te traemos unos tips que te ayudarán a realizar los ejercicios de suelo pélvico:

  • Hazlo en un lugar sin ruido: esto favorece la concentración y la intimidad, mejorando el control de la musculatura.
  • Realiza estos ejercicios cada vez que hagas un esfuerzo físico: por ejemplo, puedes hacerlos cada vez que subas las escaleras.
  • No contraigas los músculos abdominales, los glúteos o los muslos.
  • Tiempo mínimo: para comenzar a notar resultados, debes realizarlos durante unas 4 semanas; eso sí, es recomendable que sigas haciéndolos después para evitar que vuelvas a perder el tono muscular.
  • No aumentar el número de repeticiones diarias: un exceso de estos ejercicios puede provocar distensión muscular y puede hacer que los músculos vaginales se tensen en exceso, provocando dolor durante tus relaciones sexuales o cuando vas al baño.
  • Masaje perineal: es ideal para reforzar y mejorar la elasticidad de la musculatura durante el preparto, favoreciendo la recuperación y previniendo la incontinencia.

Ahora que ya sabes cómo fortalecer el suelo pélvico, ¿a qué esperas para comenzar a hacerlo?

Calificación: 0/5 (0 votos)
Calificación: 0/5 (0 votos)