¿Quieres comprar un iPhone reacondicionado? Aquí está todo lo que debes saber

Los móviles reacondicionados: la nueva tendencia que está revolucionando el mercado

Vivimos en un mundo cada vez más digital. Los dispositivos móviles se han convertido, en este contexto, en una herramienta básica para poder comunicarnos, trabajar, gestionar diversidad de asuntos, e incluso, entretenernos y relacionarnos con otras personas. Las prestaciones que estos aparatos incorporan son cada vez más potentes, y cada año van surgiendo nuevos modelos que pretenden desbancar a los anteriores en potencia, capacidad, autonomía y el resto de facetas asociadas al sector. Sin embargo, aunque a veces se nos venda que los productos nuevos son los únicos que ofrecen la funcionalidad y las prestaciones adecuadas, lo cierto es que las versiones antiguas, a pesar de haber sido utilizadas, aún cumplen con su propósito de manera más que sobrada. Si estás pensando en comprar un teléfono de gama alta como un iPhone XR, la alternativa de los reacondicionados, el nuevo nicho que está revolucionando el mercado, puede ser para ti.

¿Qué es un móvil reacondicionado y qué tiene de interesante?

Se trata de dispositivos que salieron al mercado en su momento —o que fueron utilizados para tareas de exposición, o que sufrieron algún tipo de defecto en el embalaje o en su parte externa y ni siquiera se pusieron a la venta—, y que han sido utilizados por un solo individuo o entidad, ya sea para cuestiones personales o profesionales. Estos dispositivos son adquiridos por empresas especializadas en el reacondicionamiento de teléfonos (o en ocasiones incluso por las propias compañías que los producen), y estos se dedican a restaurarlos y devolver los parámetros a sus valores iniciales para que ese móvil se pueda vender casi como si fuese nuevo. 

¿Por qué comprar un iPhone XR reacondicionado?

La alternativa de los reacondicionados es especialmente relevante si queremos hacernos con un teléfono de gama alta, como puede ser un iPhone XR, que es un ejemplo claro de un modelo que sigue contando con la potencia y el rendimiento necesario para competir con los mejores de su categoría a pesar de que hayan pasado varios años desde su lanzamiento y de que se trate de teléfonos ya utilizados. A través de la alternativa de los reacondicionados, esas prestaciones pueden disfrutarse a un precio inferior —en torno al 30-40% de descuento con respecto a los modelos que se venden nuevos—, sin renunciar en ningún caso a una funcionalidad completa (siempre y cuando, eso sí, nos aseguremos de adquirir los productos de proveedores especializados que ofrezcan todas las garantías y certificaciones pertinentes: esto es algo a tener muy en cuenta a la hora de comprar).

Una ayudita para el planeta

Otra de las grandes ventajas que hay detrás de la compra de un iPhone reacondicionado es que estaremos reduciendo de manera más que considerable el impacto medioambiental que se genera a causa en el proceso de producción y venta de estos productos. El reacondicionamiento de dispositivos contribuye a una mejor utilización de los recursos disponibles, reduce el consumo de energía y genera una huella ecológica mucho menor.

Calificación: 0/5 (0 votos)