¿Conoces las diferencias entre las pecas y los lunares?

¿Alguna vez te has preguntado por qué a algunas manchas en la piel se les llama lunares y a otras pecas? Si no lo has hecho, deberías.

Saber la diferencia entre éstas podría ayudarte a prevenir un melanoma; nada más y nada menos que un cáncer.

Antes de que te asustes, debes saber que tanto las pecas como los lunares son un tipo de lesión cutánea hiperpigmentada súper común. Ambas vienen a ser pequeñas manchas con un tipo de coloración más oscura que el resto de tu piel.

Lo curioso es que algunas son de nacimiento y otras aparecen con el paso de los años. El problema en este caso es que los lunares, aunque suelen ser inofensivos, pueden transformarse en un melanoma, por lo que debes vigilar si aparece uno nuevo y su apariencia.

¿Ves por qué es importante que sepas si tienes un lunar o una peca? Tranquilo, en este artículo te explicaremos varios detalles importantes para que estés enterado.

Las pecas

Se le dice pecas a aquellas manchas que con frecuencia están repartidas por todo el cuerpo, no tienen relieve y son totalmente planas. Asimismo, se caracterizan por aumentar su número a causa del sol. Es decir, cuanto más te expongas a la luz solar más pecas tendrás.

Otros puntos a destacar de este tipo de manchas es que suelen ser pequeñas, con un borde irregular y aparecen por herencia genética, sobretodo en personas del fototipo 1 y 2: pelirrojos, rubios y castaños con piel muy clara.

Las pecan deben su nombre al término latín “piccare”, el cual se traduce como “picar”. Esto se debe a que, antiguamente, este tipo de manchas recordaba a la marca que quedaba cuando las personas eran “picadas” con algún objeto punzante.

Las pecas son totalmente inofensivas para tu salud. Quizá el único problema de este tipo de manchas es que a algunas personas les resultan desagradables, para lo que se han creado productos anti-manchas y despigmentantes como los de Bella Aurora, que borra todo rastro de ellas.

Los lunares

Los lunares son pequeñas protuberancias que aparecen por una acumulación de melanina y, a diferencia de las pecas, pueden aparecer en cualquier tipo de piel, aunque son mucho más comunes en personas caucásicas.

Igualmente, los lunares con frecuencia tienen una coloración uniforme y un borde bien definido. Pueden tener relieve y son calificados como un tumor benigno.

Eso sí, los médicos recomiendan vigilar su número, apariencia, tamaño y la aparición de síntomas como picor, sangrado o dolor, pues esto indicaría la posibilidad de que el lunar sea un melanoma.

Es frecuente que tanto las pecas como los lunares no sean muy del agrado de quienes los poseen y lleguen a convertirse en un complejo. Afortunadamente para ellos, hoy en día existen páginas web como FarmaCrema, tu Farmacia Online, que permite comprar productos de manera muy discreta para solventar estas imperfecciones de la piel y otros problemas estéticos. La información detallada disponible sobre los productos, la posibilidad de comparar y elegir entre cientos de ellos y la comodidad de recibirlos en casa al día siguiente, suponen un avance importante en la detección y tratamientos de trastornos que afectan gravemente a la salud.

Los lunares y las pecas son extremadamente comunes en la piel, pero, por razones médicas, es importante saber distinguirlos. Después de este artículo quizá puedas identificar mejor qué tipo de mancha tienes tú y cómo encontrar opciones para lidiar con ellas.

Calificación: 4.8/5 (6 votos)
Calificación: 4.8/5 (6 votos)