Los criterios a seguir para elegir empresa de fontanería

En una vivienda o en un cualquier otro tipo de edificio: instalaciones deportivas, comerciales, industriales, de servicios y ocio… pueden surgir imprevistos que minimicen la capacidad de funcionamiento de ese edificio.

Necesitamos que los edificios estén limpios y funcionen de manera correcta para poder hacer uso de ellos sin ningún tipo de riesgo. Así, las empresas de servicios se presentan como absolutamente necesarias para: mantener las instalaciones limpias, llevar a cabo el mantenimiento de los edificios o solucionar problemas con el sistema eléctrico o las calderas.

De este modo, es importante tener a mano siempre el contacto de un buen profesional que nos haga salir del problema en el que nos hemos metido cuando, por ejemplo, deja de funcionar el inodoro, hay fugas de agua en los sistemas de saneamiento y abastecimiento de agua o el termostato del agua caliente deja de funcionar. En todos estos casos, el profesional al que acudir es el fontanero.

¿Cuáles son los trabajos de una empresa de fontanería?

Estos profesionales se encargan, fundamentalmente, de instalar o reparar los sistemas e instalaciones de abastecimiento y suministro de agua: sistemas hidráulicos, bajantes, colectores, etc.

Aunque trabajan en todas las estancias de una vivienda o un edificio, las zonas más habituales son los baños o la cocina. Por otra parte, también acometen instalaciones o reparaciones relacionadas con el sistema de climatización y calefacción general.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar a un fontanero?

El primer paso a seguir para escoger una empresa de fontanería u otra o bien acudir a profesionales autónomos es consultar previamente con ellos para explicar la situación. No resulta igual de complejo reparar una pérdida de agua o una fuga en un grifo que reparar el total de las tuberías del baño, un trabajo que requiere mucha más dedicación.

Así, indicar a las empresas el problema para el que se necesita ayuda y estar atento a sus posibles soluciones ya da señales de si tienen experiencia o no. En el mercado existen multitud de profesionales del sector, pero algunos de ellos están únicamente especializados en un solo tema.

Encontramos también empresas multiservicios que pueden ofrecer soluciones integrales pero que, para un servicio concreto, puede que no estén tan especializadas.

Como en tantas otras ocasiones, una práctica que siempre funciona es dejarse asesorar por las recomendaciones de amigos o familiares. Así, si ellos se han visto en la necesidad de contar con los servicios de un fontanero autónomo o una empresa de fontanería y el resultado es positivo, esto ya es un buen punto de partida para elegir profesional.

Si no hay ninguna recomendación, en la red podemos encontrar gran ayuda. Muchas empresas ofrecen us servicios a través de internet, como es el caso de Fontaneros Express, que son fontaneros 24 horas en Madrid. Para obtener más información de sus servicios podemos acceder a su web.

Estas empresas ofrecen, habitualmente, presupuestos gratuitos sin compromiso, de modo que el cliente puede analizar y comparar varios presupuestos y, a partir de ahí tomar la decisión.

En el tema de presupuestos debemos poner sobre la mesa un tema importante, ¿está el presupuesto bien definido? ¿incluye materiales o estos corren a cargo del cliente? ¿qué tiempo durará el servicio? ¿hay posibilidad de indemnización en caso de que la empresa retrase el periodo de finalización de sus trabajos?

Por otra parte, la decisión de contratar una u otra empresa no debe estar supeditada totalmente al precio, aunque ya sabemos que el presupuesto es un factor limitante. No siempre los mejores precios, por económicos, van de la mano de los buenos servicios.

Para diferenciar entre buenos profesionales y otros no tan recomendables, una ayuda la ofrecen las opiniones de los usuarios. En las webs de servicios generales, y en este caso las de fontanería, se suelen incluir comentarios de experiencias pasadas de clientes. Conocer la experiencia de otros usuarios ayuda a tomar la decisión, aunque siempre hay que dudar de las opiniones muy positivas y de las muy negativas.

Finalmente, es imprescindible elegir una empresa seria, que cobre IVA y que haga factura, aunque sean más caros sus servicios, pues de lo contrario, al contar con empresas que facturan en negro, no se pueden exigir responsabilidades si surgen problemas posteriores.

Agencias
Calificación: 0/5 (0 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre