domingo, 26 mayo 2024 |

Actualizado a las

6:51 |
23.4 C
Madrid

Curiosidades del Castillo de Praga

«Casi desde los principios de la Historia Checa, la atención de todos gira alrededor de esta colina sobre el Moldava, el cronista Cosmas compara su forma con «el lomo de un delfín», o sea, con un cerdo de mar», escribe en su libro «Peregrino de Praga» Vladislav Dudák.

Y esto ocurre hasta día de hoy, aunque desde entonces haya crecido en la colina del Moldava un vasto complejo que es, desde hace siglos, no solo el centro profano, sino también religioso de la ciudad. Y los ojos de todos –hoy en día especialmente los de los turistas–, están justamente puestos desde el Moldava hacia arriba. El panorama del castillo –que desde hace mucho tiempo ya no puede considerarse como castillo en el sentido estricto de la palabra– tiene su extraordinario encanto estrechamente vinculado con la ciudad misma.

El Castillo de Praga y su historia

El Castillo de Praga es, según algunos datos, el complejo de estas características más extenso del mundo: tiene unas dimensiones de más de 70.000 m2 y es también justamente el monumento más visitado del país. Al mismo tiempo puede servir como libro de texto de arquitectura europea desde el siglo IX hasta finales de los años 20 del siglo pasado. Las primeras construcciones de estilo románico temprano –la Iglesia de la Virgen María, el oppidum de la dinastía Premislida y un poco más tarde, también, la Basílica de San Jorge– se asentaron en el punto más alto de la colina en dirección a la ciudad y no tenían solo un sentido estratégico defensivo: en el punto encumbrado exactamente sobre la ciudad, dejaban claro a todo el mundo, quién era el Señor de Chequia.

Durante siglos, el castillo se fue extendiendo en dirección a la ciudad original. Los últimos arreglos se realizaron en este sentido durante el gobierno de María Teresa. El arquitecto imperial Nicolo Pacassi mandó enterrar el foso que separaba la colina del castillo de la parte oeste y el actual Primer Patio de Armas, abriendo así un camino más fácil y acogedor al Castillo desde Pohořelec.

El panorama desde el Castillo de Praga como se conoce hoy es, naturalmente, mucho más joven. Las obras finales de la Catedral de San Vito comenzaron en la segunda mitad del sigo XIX y fue inaugurada solemnemente en el año 1929, o sea durante la conmemoración del aniversario de mil años desde la muerte de San Wenceslao. Mientras los arquitectos Josef Mocker y Kamil Hilbert, partidarios del estilo neogótico, creaban un plan para finalizar la torres de la catedral en estilo purista en armonía con el propósito de Parler, al mismo tiempo ya operaba en el Castillo de Praga el arquitecto esloveno Josip Plečnik, el cual, por iniciativa del presidente de entonces introdujo en los espacios del castillo y sus jardines elementos arquitectónicos modernos y, hasta hoy, muy valiosos.

El Castillo de Praga en la actualidad

El Castillo de Praga está abierto en la actualidad a sus visitantes, no solo como patrimonio histórico, sino también como organizador de gran variedad de actos culturales: en diferentes espacios del castillo tienen lugar exposiciones, conciertos, además es posible realizar un baile o eventos importantes tanto privados como de empresa. Y, como desde la Ciudad Vieja praguense está, no solo a la vista,sino también a una agradable distancia a pie, los huéspedes del Hotel Rott pueden visitarlo sin necesidad de utilizar ningún medio de transporte. También, para aquellos que desde el Castillo de Praga se dirijan a la ciudad, se ofrece el restaurante DANIELAS by Barock como lugar donde reponer energía y fuerza para un nuevo paseo por Praga.

Vota y ayúdanos a mejorar
Calificación: 4.5/5 (2 votos)
Flipa » Miscelánea » Curiosidades del Castillo de Praga

Deja tu comentario

Deja tu comentario
Introduce tu nombre