¿Sueles recuperar horas de sueño y dormir un poco más de lo normal? Esta acción, lejos de ayudar, empeora las cosas y hace que estemos más cansados al despertar.

Este final infeliz es más usual de lo que se pueda pensar. Por supuesto, la ciencia tiene varias explicaciones que pueden ayudar a comprender por qué dormir tanto, agota mucho más.

Conoce algunas razones

Sedentarismo. La falta de ejercicio es un factor para que esto ocurra. Si la persona no acostumbra a hacer actividad física no obtiene la energía necesaria que ayuda en estas etapas de sueño.

No resulta descabellado entonces que la persona que durante el día corra por el parque, o visite el gimnasio, obtenga una noche bastante buena, más aún en el caso de que pueda dormir unas horas extras.

Amantes del café. La ingesta de este líquido también dificulta este proceso. Aunque no se tome café antes de dormir, también se debe evitar durante unas seis horas antes de ir a la cama.

Esto es debido a que la cafeína bloquea un neurotransmisor, lo que influye sobre el cerebro durante todo el día y hace que las personas sean mucho más activas.

Otros factores pueden estar relacionados con la salud mental. Por ejemplo, los trastornos de ansiedad en muchas ocasiones vienen acompañados de fatiga. Las depresiones también pueden originar un impacto negativo en la calidad del sueño.

Sueño con cansancio. ¿Qué hacer?

Si razones como la ingesta de café o la falta de ejercicio son las que provocan el cansancio después de largas horas de sueño, queda muy claro lo que debe hacerse para evitar estos episodios.

Por otra parte, si existen razones mucho más serias, lo más recomendable es acudir a un especialista que ofrezca un diagnóstico claro y un tratamiento para que la persona consiga, al fin, dormir bien.

Ana Gómez
Calificación: 0/5 (0 votos)

Esto tienes que compartirlo...

¡No te lo pierdas!