El orgullo gay, o el orgullo LGTB, ha ganado bastante popularidad y apoyo en los últimos tiempos, a pesar de que en algunos países estas relaciones siguen siendo una especie de tabú.

En gran parte del mundo los derechos de estas personas comienzan a ser reconocidos, y sus símbolos también. Como la icónica bandera arcoíris en honor a la libertad de elegir.

Historia tras la bandera LGTB

Fue creada por el artista Gilbert Baker, un activista reconocido por su participación en marchas en apoyo al reconocimiento de los derechos.

La creación de este icono no fue casualidad, Baker se propuso crear un emblema de esperanza con el que su comunidad se identificara. Su intención era reemplazar el antiguo triángulo rosa creado por los nazis para identificar a las personas LGTB.

Diseñó la bandera y, junto con otras 30 personas, la cosió. Este símbolo fue ondeado por primera vez en junio de 1978.

Decidió agregar ocho colores ubicados en franjas de igual tamaño para representar la diversidad. Según el artista, este diseño era ideal porque en él estaban representados todas las razas, géneros y edades.

¿Qué representa cada color?

Los 8 colores originales de la bandera eran y representaban lo siguiente:

Rosa: está dedicado a la sexualidad.
Rojo: representa la vida.
Naranja: en la bandera simboliza la salud.
Amarillo: este color refleja la luz que irradia el sol.
Verde: es un símbolo que hace honor a la naturaleza.
Turquesa: el arte.
Azul: este color representa la serenidad.
Violeta: transmite el espíritu de la comunidad.

La bandera fue modificada tiempo después a causa de la dificultad para encontrar telas de color rosa y turquesa. En la versión actual estos dos colores fueron retirados. Sin embargo, la bandera como símbolo se mantiene.

40 años después, esta bandera se ondea con más fuerza y popularidad en las concentraciones de la comunidad en todo el mundo.

Álvaro Díaz
Calificación: 4/5 (1 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre