España es la cuna de la esgrima y la pelota vasca.

La esgrima y el juego de pelota vasca son los únicos deportes nacidos en España. Poco después de empezar a practicarse, se expandieron por el planeta.

Si disfrutas al ver a dos espadachines mostrando sus habilidades de ataque y defensa para hacerse con la victoria, te interesará saber que la esgrima tiene su origen en España.

Esta es la única disciplina olímpica cuya cuna se encuentra en tierras españolas. Según refiere la historia, fue en el siglo XVI a. C. cuando los espadachines se pusieron de moda y empezaron a perfeccionarse los duelos como un deporte.

Un poco de historia

Aunque en esa época ya existían las armas de fuego, lo cierto es que hacer justicia con una espada no solo era elegante, sino que entretenía a las multitudes, que disfrutaban viendo a los hombres pelear con las armas en mano.

Y pese a que hay algún indicio de que en el siglo XII a. C. ya existía una competición de hombres con armas, lo cierto es que no tenía nada que ver con la esgrima. El uso de espadas finas con técnicas de combate pronto se extendió a Alemania, Inglaterra, Italia y Francia. Poco a poco incluso se adoptaron normas, como el uniforme blanco y la máscara protectora, que además ocultaba la identidad de los espadachines. Y si no, ¡solo hay que preguntar a los tres mosqueteros!

La pelota vasca también

Y ya que mencionamos la esgrima como una disciplina nacida en España, te contamos que hay otro deporte que también tiene sus orígenes en estas tierras. Se trata de la pelota vasca, cuyo nacimiento está documentado en el siglo XVI, como antecedente del “Jue de Palmé”, o juego de las palmas.

Los juegos de pelota se remontan a hace miles de años, y hay indicios de que, después de la aparición del juego de la pelota vasca, pronto se empezó a expandir por el mundo entero, siendo México y otros países de Latinoamérica los primeros espacios geográficos en adoptarlo.

Antonio Serrano
Calificación: 4/5 (1 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre