Filtros orgánicos para tabaco, ¿qué son?

Los filtros tradicionales para cigarrillos de tabaco son uno de los elementos más contaminantes que se encuentran en productos de uso diario. De hecho, las colillas pueden tardar entre 2 y 10 años en degradarse. Esto ha llevado a muchas empresas a desarrollar alternativas más amigables con el medio ambiente.

Un claro ejemplo de esto, son los filtros y boquillas para tabaco orgánicos. Una novedosa alternativa que reduce significativamente la huella contaminante en el planeta. Por otro lado, estos filtran de manera más eficiente los residuos químicos que ingresan al organismo del fumador.

Si bien los filtros afectan gravemente el medio ambiente, son necesarios para limitar las sustancias químicas que forman parte del tabaco. Es por esto que muchas marcas han trabajado en desarrollar alternativas ecológicas e innovadoras que pueden marcar una diferencia.

Filtros de cigarrillo que se convierten en plantas

¡Así como lo lees! hoy en día puedes encontrar algunas marcas de colillas de cigarrillo que son fabricadas con semillas de plantas. Esta idea surgió en Gran Bretaña, un país donde el amor por las plantas y los jardines tiene gran importancia en la sociedad.

Estos filtros también conocidos como “Cigg Seeds” son totalmente biodegradables, por lo que una vez apagado el cigarrillo comienza su ciclo de descomposición dando lugar al crecimiento de una hermosa planta, que aporta al medio ambiente en vez de causarle más daños.

Imagina un hermoso jardín de flores silvestres plantado de manera casi accidental lo largo de ciudades en todo el mundo. Es sin duda alguna un panorama atractivo que invita al cambio de hábito.

Filtros de carbón activado

Otra excelente alternativa para los filtros de cigarrillo son aquellos hechos con carbón activado.  Una sustancia que ha comenzado a ser cada vez más usada como purificante ya que es altamente eficiente para filtrar objetos sólidos presentes en cualquier sustancia.

Algunas de las aplicaciones del carbón activado son:

  • Procesos de potabilización del agua
  • Purificación del aire
  • Proceso de refinación del azúcar.
  • Recuperación del oro
  • Tratamiento para personas que hayan sufrido algún tipo de intoxicación aguda
  • Decoloración de bebidas alcohólicas

Cómo puedes ver, el carbón activado son el purificante por excelencia de una gran variedad de industrias. No es de extrañar entonces, que han comenzado a diseñarse filtros y boquillas para tabacos con este compuesto.

Estas colillas tienen en su centro una cámara adicional llena de carbón activado.  En consecuencia, el humo que se desprende del cigarrillo es menos nocivo que en el caso de un filtro tradicional ya que se filtra antes de ser expulsado.

Desde antes de la aparición de estos filtros, las cámaras del carbón activado venían siendo usadas en pipas. Por, las nuevas colillas se han convertido en la alternativa favorita de muchos fumadores, especialmente aquellos que prefieren los cigarrillos extra grandes.

Además de filtrar el humo que se suelta al ambiente, también purifica el que se va al organismo, reduciendo así el impacto que fumar deja en el organismo. Finalmente, una ventaja que seguramente apreciarás aún más, es que, al limpiar el humo de muchas sustancias químicas dañinas, mejora el sabor de cada bocanada.

Cambiar de hábitos, especialmente el de fumar, puede ser un reto. Sin embargo, es necesario tomar consciencia del daño que causamos al medio ambiente, y acciones pequeñas como el comenzar a usar estos filtros ecológicos marcan una diferencia significativa que el planeta y futuras generaciones te agradecerán.

Calificación: 5/5 (1 votos)