Hacer la cama al despertar es… ¡malo para la salud!

Los científicos recomiendan que no se debe hacer la cama justo después de levantarse, pues esto contribuye a la propagación de ácaros en el hogar.

La cama, el lugar en el que reponemos energías mientras descansamos, tiene un secreto que ahora ha sido revelado: nos puede hacer enfermar.

Esto se desprende de un estudio publicado por la Universidad de Kingston, en Londres, que afirmó que los ácaros presentes en las colchas se deshidratan y mueren si se dejan ventilar las sábanas durante el día.

Como es sabido, los ácaros son responsables de diversas enfermedades respiratorias, como el asma y otros tipos de alergias.

Millones de personas en el mundo hacen la cama justo al levantarse. Sin embargo, tras esta nueva información ahora sabemos que no debe hacerse hasta varias horas después.

Humedad y calor

Esto debería ser así, según los científicos, por dos razones: la humedad y el calor.

Cuando dormimos generamos algo de sudor, lo que contribuye a la humedad y, en consecuencia, a un terreno fértil para que estos seres microscópicos puedan propagarse en nuestro hogar.

Otras enfermedades que pueden generarse son dermatitis, eccemas e incluso insomnio. Según las estimaciones de los especialistas, una cama hecha puede albergar hasta 1 millón 500 mil ácaros. ¡Vaya susto!

Estos animales diminutos llegan a medir hasta cinco milímetros.

Uno de los científicos que participó en la investigación, Stephen Pretlove, afirmó lo siguiente: “Para combatir a los ácaros lo mejor es evitar hacer la cama justo cuando nos levantamos. Se pueden eliminar con abundante aire fresco y exposición a la luz solar”.

Aseo en la cama

Los aficionados a la limpieza y al orden dirían que los ácaros pueden ser eliminados con productos desinfectantes. No obstante, esta estrategia no funciona del todo contra este ejército casi invisible que habita en nuestra habitación.

Además del sudor, otra de las causas que puede generar humedad es el cabello mojado, por lo que se recomienda secarlo bien antes de pasar ocho horas en la cama.

Estos bichos se reproducen muy rápido, como los hongos. Hay que tener una atención especial con los niños, que son los más vulnerables a estas criaturas y a las enfermedades que transmiten.

Otra teoría falsa para eliminarlos es pasar un aspirador sobre la cama. Esta acción no generará ningún resultado contra los ácaros, que representan una de las especies más antiguas de la Tierra.

Ahora los perezosos ya tienen un nuevo pretexto para no hacer la cama cada mañana. ¡Dulces sueños!

Felipe Alarcón Méndez
Calificación: 5/5 (1 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre