La historia de las frutas en las máquinas tragaperras

La historia de las máquinas tragaperras tiene algo más de 125 años y las tragamonedas de frutas han cautivado a los jugadores durante casi 119 años.

Nadie puede explicar realmente por qué las tragaperras de frutas siguen teniendo tan buena acogida entre muchos jugadores. Son las favoritas perennes en los casinos en línea y atraen a muchos más jugadores “con sus cerezas, melones o uvas”. Incluso más que muchos juegos de casino en 3D elaboradamente programados.

A pesar de su aparente sencillez, las primeras máquinas tragaperras eran complicados dispositivos mecánicos que exigían mucho a los desarrolladores. Sin embargo, no sólo es interesante la evolución técnica, sino también la de los símbolos utilizados: había razones sólidas para el uso de los símbolos frutales en los slots, que siguen siendo habituales hoy en día.

A continuación, describiremos con más detalles la evolución desde el bandido de un brazo hasta el uso de las frutas en las modernas máquinas tragaperras online.

Entre 1895 y 1897 – primera máquina tragaperras de Charles Fey

La Liberty Bell se considera la primera máquina tragaperras. Sin embargo, a menudo se nombra a Charles August Fey como el inventor de la primera máquina tragaperras. Las fuentes no están del todo claras (de 1987 a 1995), pero es plausible que Fey estuviera trabajando para conseguir un pago automático de las ganancias cuando desarrolló su máquina «Liberty Bell«; algo que todavía no era técnicamente posible con la máquina de póquer debido a las numerosísimas combinaciones ganadoras.

Entonces, redujo la estructura de su tragaperras a tres carretes, que sólo tenían los símbolos de los palos de las cartas: picas, corazones y diamantes; así como herraduras y la Campana de la Libertad. Tres campanas Liberty dieron entonces el mayor pago posible (automático). La máquina fue un gran éxito y, como Fey no solicitó la patente, el principio del juego se hizo conocido y fue rápidamente adoptado por otros fabricantes de máquinas tragaperras.

Desde 1902 – la época de los símbolos de la fruta

La primera máquina con símbolos de fruta para ganar chicles. Aunque las máquinas tragaperras se prohibieron oficialmente en 1902, debido a las legislaciones de Estados Unidos que prohibían los slots que otorgaban premios en metálico. La Liberty Bell se seguía fabricando años después. Pero como ya no se podían pagar las ganancias en efectivo, Las frutas aparecieron en las máquinas. Comenzó la era de las máquinas tragaperras de frutas. En lugar de cartas y símbolos de la suerte, ahora se utilizaban frutas y las ganancias eran caramelos o chicles del sabor correspondiente.

En 1907, Herbert Mills lanzó la «Operator Bell«, que se extendió rápidamente y que ya se podía encontrar en muchos salones o tiendas en 1908.

El éxito fue sorprendente. Tanto es así que los sabores de los chicles no tardaron en aparecer como símbolos de fruta en los rodillos de las máquinas tragaperras. Más tarde se les unió un “Siete de Casino” y el “símbolo del BAR”, que no representaba un pago en efectivo en la máquina, como mucha gente cree, sino el logotipo de la Bell Fruit Company.

Sin embargo, hay quienes aseguran que fue a partir de 1909 cuando las frutas hicieron su debut en los slots. Según, The Industry Novelty fue la primera empresa en colocar estos símbolos, convirtiéndose las frutas en las más famosas dentro del mundo slot machine.

Tiempo después, la compañía Mills Novelty lanzó su propia slot machine, cuya versión venía con frutas, aunque en esta oportunidad, además de estos símbolos frutales, agregó la imagen de un empaque de chicles.

Los símbolos de la fruta no han cambiado mucho hasta hoy. La única diferencia es que hoy en día no hay máquinas tragaperras mecánicas, sino sólo máquinas tragaperras digitales basadas en un generador de números aleatorios.

En los casinos online de renombre, el buen funcionamiento de los generadores aleatorios es comprobado por laboratorios de pruebas independientes como eCogra. La comprobación de las máquinas tragaperras es, entre otras cosas, un requisito previo para la concesión de licencias a los casinos en línea y garantiza el juego limpio para todos.

Pequeñas apuestas, grandes ganancias

Una de las recetas del éxito de las máquinas tragaperras actuales, especialmente de las tragaperras Fruit & Diamond, es que los jugadores pueden conseguir ganancias muy elevadas con sólo unos céntimos por tirada. El concepto básico del juego, el giro de los rodillos con el que hay que colocar varios símbolos de fruta idénticos en una de las varias líneas ganadoras, no ha cambiado mucho hasta hoy.

Sin embargo, hoy en día es posible jugar desde cualquier ordenador de casa y, sobre todo, en un teléfono móvil.

Calificación: 0/5 (0 votos)