La estructura del cerebro

Hay cientos de formas de ser, personalidades de todo tipo, y esas diferencias de carácter y criterio ahora tienen una explicación fisiológica.

Un estudio señala que la flexibilidad, longitud y aspecto de varias zonas del cerebro son las responsables de definir los rasgos psicológicos de las personas.

La psicología ha identificado y dividido en cinco grandes grupos algunos rasgos de la personalidad humana:

  • Audacia: tendencia a procurar nuevas experiencias
  • Responsabilidad y compromiso
  • Extraversión: tendencia natural a comunicarse
  • Amabilidad
  • Neurocistismo: inestabilidad emocional

Un estudio realizado asevera que la conducta de las personas está estrechamente vinculada a la forma y estructura del cerebro humano.

De acuerdo a la morfología del cerebro, las personas pueden ser más abiertas o retraídas, tranquilas o nerviosas, poseer mayor sentido de compromiso y responsabilidad o ser desinteresadas, alteradas, nerviosas o tranquilas.

Los responsables de esta investigación han realizado distintos estudios en la parte exterior del cerebro humano, también llamado córtex, principalmente analizando el grosor, longitud y flexibilidad del mismo, relacionando estos datos con los cinco grupos de personalidad identificados.

Los cerebros escogidos para el estudio, llamado “Proyecto Conectoma Humano”  corresponden a personas con un rango de edad entre los 22 a 36 años que gozaban de excelente salud mental, de las cuales el 60% eran mujeres.

 

Las características del córtex predisponen distintas personalidades

La estructura del cerebro, es decir, la longitud, flexibilidad y densidad del córtex del cerebro determinaría la forma de ser de cada persona.

Terminado el estudio y análisis de datos observaron que un gran estado de nerviosismo estaba ligado a un incremento en el grosor del córtex y a una disminución en la longitud y flexibilidad en determinados lugares como el córtex prefrontal y temporal.

Adicionalmente, el estudio arrojó que un menor grosor del córtex y una mayor longitud y flexibilidad en su zona prefontal está ligado a personas más curiosas o creativas y abiertas a vivir nuevas experiencias.

Los responsables de la investigación, originalmente publicada en la revista Social Cognitive and Affective Neuroscience, señalan que las diferencias descubiertas se acentúan en personas que sufren enfermedades neuropsiquiátricas, quienes pueden presentar un neocortex muy distinto al de la gente sana

Los resultados de esta investigación permitirán a la ciencia mejorar e interpretar de mejor manera el cerebro humano y su estrecha vinculación con la conducta, estados de ánimo y enfermedades mentales en la personas.

 

Eduardo Rada
Calificación: 5/5 (1 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre