La planta que convierte a las avispas en momias.
Avispa sobre una flor (Pixabay)

Un nuevo descubrimiento hecho por biólogos revela que un tipo de avispas son atacadas y petrificadas en forma de momia incluso en su edad adulta. Conoce la planta responsable de este fenómeno.

En el sur de Florida se consiguieron agallas de avispas que contaban con el cuerpo momificado del insecto adulto dentro de ellas. El descubrimiento fue hecho por el biólogo Scott Egan. Egan ya había observado el fenómeno dentro de su laboratorio. Lo notó junto con sus estudiantes mientras estudiaban a una planta vid parásita.

Como resultado, decidió ver si conseguía observar lo mismo en otras plantas en exterior. Y así sucedió. Según él, una vez que lo había visto, no podía dejar de hacerlo. Esto ocurría en gran cantidad de árboles a su alrededor. Y es algo que nunca se había visto, o que -hasta donde lo conoce Egan y su equipo-no había sido documentado.

¿Por qué sucede?

Planta que convierte a las avispas en momias.
Planta que convierte a las abejas en momias. (The World News)

Este tipo de planta vid es una planta parásita. Es decir, no puede sustentarse por sí misma y por eso se adhiere a otro árbol para conseguir sobrevivir. Por otro lado, la avispa que ha sido víctima de su ataque se llama avispa gallaritas -también conocida como avispa de las agallas-.

Este tipo de avispas se dirigen a los robles para colocar sus huevos, que son denominados agallas. Estos huevos toman entonces una actitud parasitaria y se convierten en parte del árbol. Son como un tumor en el roble. Consumen sus nutrientes y durante ese período, la avispa crece y se desarrolla dentro de la agalla hasta que se convierte en adulto y sale a través de un agujero.

Las avispas momificadas se ven en robles que son anfitriones a dos parásitos: las agallas de las avispas y la planta parásita de vid. Llega un punto en el que la planta parásita ataca a las agallas, se alimenta de los nutrientes que la agalla absorbe y -al final- queda petrificada en forma de momia una avispa adulta dentro de la agalla.

Resulta sorprendente que no se haya descubierto antes pues se trata de dos parásitos que han sido estudiados por biólogos por muchos años. Se espera que el estudio profundo del fenómeno de pistas sobre cómo se podría tratar con éxito el cáncer en las personas.

Referencias:

Álvaro Díaz
Calificación: 4/5 (1 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre