lunes, 22 abril 2024 |

Actualizado a las

4:47 |
23.4 C
Madrid

La tortuga más grande del mundo: la impactante tortuga laúd. Biología, hábitat, raros avistamientos, mitos y preservación

La tortuga laúd es grande y pesada, pero ha evolucionado para vivir en el mar, en donde es muy veloz a pesar de su tamaño. La tortuga más grande del mundo puede sumergirse a grandes profundidades y come enormes cantidades de alimento.

La tortuga más grande del mundo: Características

Los términos laúd, tamaño y océano, están muy relacionados con este animal, porque así es como se llama a la tortuga marina más grande del mundo. También conocida como tortuga baula, este hermoso reptil cuenta con unas características únicas que lo hacen muy especial.

Dermochelys coriácea, la tortuga más grande del mundo.
Dermochelys coriácea (U.S. Fish and Wildlife Service Southeast Region, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Información de la tortuga laúd gigante: Tamaño y anatomía

¿Cuánto mide una tortuga marina?, puede ser la primera pregunta que pase por la mente de alguien cuando escuche decir que la Dermochelys coriácea es la más grande de todas.

Dependiendo de la especie, estos reptiles pueden medir, en promedio, desde 60 centímetros hasta 1,8 metros. No obstante, en el caso de la tortuga marina laúd, se sabe que algunas han crecido hasta los 2,2 metros.

Además de grandes, también son pesadas, un espécimen adulto puede alcanzar los 900 kilos, por esta razón, pasan toda su vida en el mar, en donde pueden desplazarse con facilidad.

El cuerpo de la tortuga marina gigante está diseñado para estar en el océano. Tiene forma de lágrima y grandes aletas delanteras que le permiten impulsarse en el agua a grandes velocidades. Las aletas frontales de esta tortuga son más grandes que las de cualquier otra especie. Pueden llegar a medir hasta 2 metros de longitud.

El caparazón de la tortuga laúd

Una de las características más distintivas de este animal marino es su peculiar caparazón. A diferencia de otras tortugas, el de la Dermochelys coriácea no posee una estructura ósea. En su lugar, cuenta con una piel gruesa de textura flexible, similar a la goma.

En el caparazón de la tortuga laúd se pueden observar 7 crestas que le brindan una mayor capacidad hidrodinámica. Gracias a esta adaptación de la naturaleza, estos reptiles son capaces de soportar grandes presiones. Pueden sumergirse hasta 1280 metros en el océano y permanecer abajo unos 85 minutos.

Están adaptadas para sobrevivir en aguas frías

A diferencia de otros reptiles, las tortugas laúd son capaces de mantener su temperatura corporal cuando nadan en agua fría. Lo logran gracias a unas adaptaciones evolutivas que les permiten producir y mantener el calor en sus organismos, entre los que destacan, su enorme tamaño, una gruesa capa de grasa y la capacidad de controlar su flujo sanguíneo.

Los dientes de la tortuga más grande del mundo

Otro punto que diferencia a la Dermochelys coriácea son sus dientes en forma de espinas curvas, que tienen en la boca y la garganta. Gracias a ellos, logran capturar a sus presas de forma más eficiente y pueden tragarlas más fácilmente.

Distribución y hábitat de la tortuga gigante

La tortuga laúd se halla distribuida alrededor del mundo, en casi todos los océanos. No obstante, la mayoría de su población vive en el Atlántico y el Pacífico. Puede ser vista en zonas muy al norte como Noruega, pero también al sur, en Nueva Zelanda.

Los científicos estiman que en la actualidad hay entre 26 mil y 43 mil hembras en todo el planeta. Debido a que ellas son las que salen del mar para anidar, son las que pueden ser contabilizadas.

Hábitat de la laúd turtle

Estos animales viven prácticamente toda su vida en el mar abierto. Durante el día se mantienen en aguas profundas y al anochecer buscan las zonas menos profundas del océano, porque es en este momento en el que las medusas salen a la superficie, que son su principal fuente de alimento.

Solo abandonan el mar para ir a tierra firme cuando van a anidar. Las playas continentales de aguas profundas, con mucho oleaje y sin barreras de coral, son sus predilectas.

Alimentación de la tortuga más grande del mundo

Las tortugas marinas gigantes son carnívoras, se alimentan principalmente de animales invertebrados de cuerpos gelatinosos y blandos. Sus dientes y mandíbulas están diseñados para capturar y tragar este tipo de alimento. Son capaces de comer enormes cantidades de medusas. El equivalente al 73 % de su peso corporal.

Interacción con otras especies

Las tortugas laúd son animales que no tiene mucha interacción con otras especies, pero se han visto los casos en los que alguna rémora se ha posado sobre su caparazón.

La mayoría de los encuentros con otros animales se relacionan con la depredación. Desde que eclosionan deben luchar por su vida, debido a que cangrejos, aves playeras y lagartos, entre otros, buscan comerse a las crías.

Cuando son adultas, deben enfrentarse a amenazas mayores como tiburones y ballenas orcas. Asimismo, se ha visto a jaguares atacar a las hembras que anidan en las playas tropicales de América.

Reproducción de la tortuga laúd

Se estima que las tortugas laúd alcanzan su madurez sexual después de los 9 años de edad. Es entonces, cuando se aparean en el océano y solo las hembras regresan a la costa para depositar sus huevos en alguna playa poco habitada.

Estos reptiles ponen unos 100 huevos por nido durante 10 días. El proceso de apareamiento se lleva a cabo cada 2 años, en los meses de febrero y julio. Los huevos son bastante grandes, con un diámetro similar al de una bola de billar y demoran dos meses en incubarse. La temperatura dentro del nido determinará el sexo de las crías, cuando sea más caliente nacerán más hembras y cuando sea más fría nacerán más machos.

Tortuga laúd desovando.
Tortuga Laúd desovando (Photographer and original uploader was Raybx973 at fr.wikipedia, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Una vez que eclosionen, las pequeñas tortugas deberán buscar su camino hasta el mar por sí mismas. Muchas son devoradas en el camino y otras mueren en el primer año de vida. Solo el 6 % alcanza la adultez.

Cuando crecen y se aparean vuelven a la playa en donde nacieron, para poner sus huevos. Esto hace que sea difícil avistar sus nidos, debido a que muchas de las áreas donde ponen sus huevos han sido pobladas por seres humanos, por lo que ya no vuelven allí.

Sin embargo, recientemente, en la península de Yucatán, se pudo presenciar este increíble evento por primera vez en 36 años. El santuario de tortugas de marinas de Xcacel-Xcacelito, localizado cerca de Playa del Carmen, fue el escenario en donde estos hermosos animales dejaron sus huevos después de mucho tiempo.

Impacto en la cultura popular

La tortuga marina gigante es muy importante en la cultura de diversas poblaciones alrededor del mundo. En México, la tribu Seri de Sonora tiene un gran respeto por este animal, porque lo consideran como uno de sus creadores.

Los Seri han demostrado su preocupación por la disminución de la población de tortugas en su zona. Por esta razón, iniciaron un movimiento de conservación para ayudar a preservar la especie.

En Malasia esta tortuga es el animal nacional del estado de Terengganu, por lo que es común verla en diversas publicidades relacionadas con el turismo. Mientras que en Nueva Zelanda, este réptil posee una gran relevancia espiritual para los habitantes de la península de Banks.

Estado de amenaza: ¿Tortuga laúd en peligro de extinción?

Por suerte, la tortuga marina gigante no está en peligro de extinción, pero de acuerdo a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN), sí se lo considera como una especie vulnerable.

Actualmente, hay siete poblaciones de tortugas laúd en peligro. Sin embargo, las más de 20 mil hembras que existen, continúan anidando en las playas del planeta y sus números están creciendo, con las medidas de preservación adecuadas esta tendencia debería mantenerse.

Una de las principales amenazas a las que se enfrenta la tortuga más grande del mundo, es la contaminación de los océanos. Muchas mueren al comer bolsas plásticas que confunden con medusas flotando en el mar.

Las redes de pesca son otro grave problema, debido a que muchas quedan atrapadas y terminan ahogándose. Igualmente, la destrucción de sus sitios de anidación por parte del ser humano, pone en riesgo su supervivencia. La construcción de grandes complejos hoteleros, en las playas en donde ponen sus huevos, son muy perjudiciales para este animal.

Asimismo, las personas que saquean sus nidos para comer sus huevos, afectan el delicado ciclo reproductivo de las tortugas laúd. Todos estos puntos deben ser tomados en cuenta para que los seres humanos aprendan a tener una relación más respetuosa con el medio ambiente.

La tortuga más grande del mundo es un animal sorprendente que ha habitado la Tierra durante millones de años. La evolución ha convertido a la tortuga laúd en una especie que se ha adaptado de manera excepcional a la vida en los océanos, pero a pesar de que tiene depredadores naturales, como tiburones y ballenas, su peor amenaza es el hombre. Por esta razón, cada persona debe tomar conciencia de sus acciones y hacerse responsable de ellas, para así preservar la vida de las demás especies del planeta.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

, . (). . Cinco Noticias ID ); ?>

Vota y ayúdanos a mejorar
Calificación: 5/5 (5 votos)
Alana Jugador
Alana Jugador
Licenciada en Comunicación social, especializada en periodismo impreso por la Universidad Arturo Michelena de Valencia. Locutora, productora y experta en SEO de contenidos.
Flipa » Naturaleza » La tortuga más grande del mundo: la impactante tortuga laúd. Biología, hábitat, raros avistamientos, mitos y preservación

Deja tu comentario

Deja tu comentario
Introduce tu nombre