Las reglas del juego del amor, la seducción, ligar y relacionarse han cambiado drásticamente en los últimos años.

Este fenómeno tiene su explicación en la aparición de internet, donde los usuarios pasan conectados una media de ocho horas diarias, así que… ¿qué mejor sitio para ligar que un portal de contactos? Chica busca chicos, chicos buscan a chicas, chico busca chico, chica busca chica, chica busca chico… da igual lo que andes buscando: amor, amistad, sexo sin compromiso, relaciones esporádicas… internet está para ofrecértelo de forma fácil y rápida.

La seducción es un arte que se lleva practicando desde que el mundo es mundo, una herramienta puramente genética que se ha ido depurando con el paso del tiempo hasta convertirse en algo más que un vehículo reproductivo para mantener la especie.

El juego de las miradas, el leve roce de manos, los encuentros casuales, los susurros, las sonrisas cómplices… son las cartas de una baraja que se usa para un juego en las que unos son más hábiles que otros para ganar la partida. Algunos los han perfeccionado tanto que puede considerarse que lo han elevado a la categoría de arte.

Este arte ha cambiado radicalmente porque en los últimos años, en general, todo nuestro mundo lo ha hecho. Ya apenas salimos a los bares ni a los parques, para disfrutar de nuestro tiempo libre, por no hablar de los jóvenes, que prefieren quedarnos pegados a la pantalla del ordenador, sin salir de casa.

Por si esto fuese poco, la mayoría de nosotros, independientemente de la edad, cuando salimos, nos pasamos la mayor parte del tiempo colgados del móvil, como si lo que acontece en el mundo real no fuese ni por un momento más interesante que lo que ocurre fuera de él.

Bajo la excusa de; “tengo que estar pendiente de una llamada del trabajo”, o “y si tengo una emergencia con los niños”, al final hacemos de nuestra salida una extrapolación de los que hacemos en casa, es decir, estar todo el día conectados a la gran red global que es internet.

Así, con este panorama de dependencia tecnológica, en la actualidad, ya no solo hablamos de los jóvenes y adolescentes que se han criado en este ambiente internauta, sino a toda esa generación que se enamoró perdidamente de alguien en un bar o a todas esas personas que consiguió ligar en la vida real, en la material y no en la virtual, hoy, si se quedan solteros o se divorcian, tienen pocas opciones para volver a conocer gente, aparte de la red, pues el mundo ya no es como el que conocían en materia de las relaciones humanas.

Parece que en la actualidad existen pocas opciones para volver a relacionarte con personas de cualquier sexo para iniciar una relación, salvo recurrir a internet, de este modo sí podrás volver a tener vida social.

El método más actual para iniciar relaciones es entrar en alguno de los muchos Grupos para Ligar que existen, también para nuestro Smartphone sobre todo en nuestro querida y muy usada aplicación de WhatsApp, pues existen grupos de whatsapp específicos para ligar y conocer gente que te pueden ayudar a volver a estar en el mercado de las relaciones, algunos de estos grupos los puedes localizar detrás del enlace reseñado en este párrafo.

¿Qué tiene que decir la psicología de este fenómeno?

El fenómeno del ligue.com comenzó hace más de diez años y cada vez consigue más adeptos, estando bastante normalizado en nuestro entorno más cercano. Ligar, hacer amigos, buscar relaciones estables, esporádicas o incluso vivir una infidelidad apasionada ahora encuentran a su gran aliado en los smartphones. Y es que el pc ya se va quedando anticuada ante la gran adicción de los usuarios al móvil, siendo las aplicaciones adaptadas a este entorno las que más seguidores consiguen.

Aunque, como decimos, el ligue online se trata de una nueva fórmula de conocer personas que está plenamente integrada en nuestra sociedad, ha dado lugar a diferentes fenómenos que hacen que las citas online algunas veces no sean ni lo que esperábamos ni un camino lleno de rosas, según apuntan los psicólogos expertos en la materia.

Las citas online en la mayoría de las ocasiones son más estresantes, ya que todo el proceso de conocerse se da vía mensajes de texto, algo bastante impersonal y frío.  Además, se dan ciertos fenómenos desconcertantes para cualquiera que haya puesto algunas expectativas en la otra persona, que se han venido a denominar, ghosting o icing, entre otros tantos.

El término ghosting, que viene del inglés fantasma, se utiliza cuando tras varias citas la persona desaparece sin dejar rastro. Entonces te das cuenta de que puede hacerlo perfectamente, pues no conoces a nadie de su entorno y apenas sabes nada de la otra persona. Dejas de recibir sus mensajes, sus palabras y frases.cool que te sacaban una sonrisa, te bloquea y se acabó.

Esto lo suelen hacer para evitar tener que romper la relación y decir que ya no le apetece vernos más, ahorrándose ese mal trago y dejando a la otra persona totalmente desconcertada.

En segundo lugar, el término icing, que viene del inglés hielo, se utiliza  cuando no se dan motivos claros para acabar la relación, pero se posponen las citas, buscando enfriar la relación para evitar, nuevamente, enfrentarse a la ruptura. La diferencia es que en e ghosting se desaparece de la noche a la mañana y en el icing se va dejando que la relación muera poco a poco.

Así que aunque no podemos dejar de ver la parte positiva que han aportado las formas de relacionarse por internet, no por ellos tenemos que pensar que todo va a ser coser y cantar. De hecho, las consultas de Psicóloga experta en relaciones de parejas, Ana Leon, están llenas de personas que han sufrido auténticos desengaños amorosos vía internet. Y es que aunque el entorno es proclive al engaño y a las malas artes, hay quienes ponen todo su corazón en cada una de las citas o de las personas nuevas que conocen.

Los desengaños amorosos son uno de los motivos que siguen haciendo que más personas acudan a pedir ayuda psicológica, y eso no ha cambiado. Es la mejor decisión que pueden tomar si ven que la situación les viene grande, si están sufriendo ansiedad, baja autoestima o están teniendo problemas para conciliar el sueño.

Los expertos psicólogos están para ayudarte con este y otros problemas, ya sean laborales, de pareja o relacionados con tus hijos.os dejar de ver la parte positiva que han aportado las formas de relacionarse por internet, no por ellos tenemos que pensar que todo va a ser coser y cantar. De hecho, las consultas de Psicóloga experta en relaciones de parejas, Ana Leon, están llenas de personas que han sufrido auténticos desengaños amorosos vía internet. Y es que aunque el entorno es proclive al engaño y a las malas artes, hay quienes ponen todo su corazón en cada una de las citas o de las personas nuevas que conocen.

Los desengaños amorosos son uno de los motivos que siguen haciendo que más personas acudan a pedir ayuda psicológica, y eso no ha cambiado. Es la mejor decisión que pueden tomar si ven que la situación les viene grande, si están sufriendo ansiedad, baja autoestima o están teniendo problemas para conciliar el sueño.

Los expertos psicólogos están para ayudarte con este y otros problemas, ya sean laborales, de pareja o relacionados con tus hijos.

Agencias
Calificación: 5/5 (6 votos)

Esto tienes que compartirlo...

¡No te lo pierdas!