Logra cumplir su mayor sueño: ¡ser velada viva!

Desde que cumplió los 14 años Lucía Vera de Camocim ha querido saber qué se siente al ser velada viva. Ahora, que ya ha cumplido su sueño, ya puede morir tranquila.

Cuando el mundo parecía haberlo visto todo, aparece una nueva historia que sorprende más que ninguna otra. En esta ocasión, el turno es para Lucía Vera de Camocim, una mujer brasileña que, desde los 14 años, tuvo un sueño: celebrar su propio velatorio estando viva.

La mujer, que reside en la costa oeste de Ceará, le estuvo insistiendo al dueño de una funeraria local durante 5 años para que poder cumplir su deseo. El propietario de la funeraria, llamado Paulo Araujo, explicó que, cuando Lucía le presentó la idea, él se negó de inmediato.

¿Quién querría ser consciente de su propio entierro? Parece una broma, pero es verdad. Este vídeo lo demuestra:

Preparativos para ser velada viva

Tras años de insistencia, una conseguido el visto bueno de Araujo, la mujer preparó todo para poder ser velada vida. Comenzó a invitar a sus amigos, a sus familiares, llenó la sala de flores y se acostó en el ataúd durante unas 9 horas para que, quien lo deseara, se pudiera “despedir” de ella.

“Quería tener mi propio funeral desde los 14 años. Esperé mucho tiempo”, dijo la mujer, que está casada y que, por ahora, no tiene hijos. Su marido y la familia nunca quisieron participar en tan macabro evento, pero finalmente decidieron acompañarla para que pudiera cumplir su deseo.

A la funeraria acudieron su padre, su madre, sus hermanos y varios amigos. “Incluso un amigo lloró y me pidió que me levantara”, añadió la mujer.

Los empleados de la funeraria admitieron que, mientras todo esto ocurría, no consiguieron contener la risa al ver la cara de la mujer sonriente dentro del ataúd.

La noticia recorrió todo Brasil y generó diversas reacciones entre la población. Las opiniones sobre lo ocurrido estuvieron divididas. Insólito, ¿verdad?

Ana Gómez
Calificación: 0/5 (0 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre