Baseball americano

La cultura occidental se expandió desde Europa hasta el resto del planeta por medio de los viajes exploratorios emprendidos por España, Inglaterra y Portugal.

El fútbol moderno fue invención británica, mientras que el béisbol se desarrolló a partir del criquet en Estados Unidos, pero esos deportes ya tenían versiones autóctonas en territorio americano desde antes de la llegada de los europeos.

El juego de pelota mesoamericano

Uno de los deportes más multitudinarios que se desarrolló en la época prehispánica es el juego de pelota de la civilización maya, del cual se guardan numerosos testimonios, e incluso algunos jugadores fueron invitados a las cortes españolas para demostrar cómo se practicaba.

Había varias versiones de este juego en el territorio entre Centroamérica y el norte de México, e incluso hoy en día se siguen practicando versiones modernas del mismo. El objetivo del juego era golpear una pelota de hule que pesaba cerca de cuatro kilos, y evitar que tocara el piso.

El juego tenía además serias connotaciones religiosas. La pelota representaba el tránsito de los astros por el cielo, y se suponía que el juego se realizaba en el inframundo. Por tal razón, las canchas se ubicaban en las zonas más bajas de las ciudades.

En Colombia y partes de Venezuela se juega hoy un derivado del fútbol moderno que se llama “bola candela”. Se trata de una versión de fútbol de salón que se juega en la calle, con una pelota realizada con alambres y trapos, a la que se sumerge en kerosene y a la cual se enciende fuego. El objetivo, al igual que en el fútbol, es hacer goles… ¡y no quemarse!

El “quemado” de los caribes

En el territorio que hoy es Venezuela los indígenas caribe jugaban con unas pelotas muy duras, elaboradas a partir de plantas de cactus a las que previamente retiraban las espinas.

El objetivo del juego era golpear al adversario con estas bolas, lanzadas a gran velocidad. No tenía ninguna connotación religiosa, pero sí ritual; podía ser importante para demostrar la valentía de los hombres involucrados en el juego, dado que recibir un golpe podía ser realmente peligroso.

Este deporte se parece mucho al actual juego de “quemados”, que afortunadamente se juega con balones mucho más ligeros.

En Suramérica surgió un deporte que es resultado del mestizaje. Aunque las artes marciales son tradición de los países asiáticos, en Brasil apareció la capoeira, una forma de lucha que se mezcló con las danzas africanas. Se practicaba de manera clandestina en las comunidades de negros esclavizados porque los conquistadores no debían saber que ellos intentaban organizarse para luchar.

Actualmente la capoeira es considerada una de las artes marciales más importantes del mundo y representativa del Brasil.

Los deportes más multitudinarios existen en todas las culturas

Muchos otros deportes, antiguos y modernos, se registran en todas partes del mundo. Algunos se basan en las batallas, y otros en las actividades inherentes a la cría de animales o las actividades agrícolas. La variedad es an amplia como los pueblos que los practican.

Lo cierto es que el juego y los deportes son parte de la civilización desde que ésta apareció como forma de vida de los humanos, y han adquirido enorme importancia, al punto de que algunos de los rostros más conocidos sean de los deportistas más destacados. El deporte crea superestrellas que son seguidas por millones de personas.

¿Crees que esta información es interesante? No te quedes con ella. Compártela con todos en las redes sociales.

Redacción
Calificación: 0/5 (0 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre