Fierljeppen deportes raros

Estos deportes siguen practicándose tras siglos de desarrollo sin que la mayoría del mundo sepa de su existencia. ¿Te animas a practicarlos?

Europa es la cuna de muchos de los deportes más conocidos del mundo, y es natural porque se trata de civilizaciones muy antiguas y con grandes desarrollos de la tecnología, que desde hace siglos le permite a los países del continente difundir su cultura a todas partes. El cricket, el fútbol, el tennis y el rugby son algunos de los más difundidos.

Pero hay deportes que se quedaron en determinados ámbitos, como rarezas que sólo corresponden a una sociedad o un clima determinado. Veamos la variedad que se puede encontrar en un continente con tanta diversidad cultural.

El esfuerzo colectivo de los castells

Uno de los deportes más raros conocido en el mundo es el de los “castells”, palabra catalana que significa castillo. El deporte consiste en formar castillos semejantes a los que se harían con un juego de barajas o con fichas de dominó, usando gente como piezas de arquitectura.

El deporte del castells es único, propio de Cataluña, y consiste en hacer torres de varios pisos en el que cada piso tiene la altura de una persona. Cada persona se apoya en los hombros de quien está abajo, siendo menester reunir gente con características muy diversas.

Para la base del castillo se requiere de hombres muy fornidos, capaces de soportar sobre sus hombros mucho peso. La base contiene muchas más personas, porque son ellos quienes tendrán que aguantar más pisos de gente. En niveles más altos la cantidad de personas va disminuyendo y se buscan hombres más delgados, dado que deberán soportar menos peso. Es importante aligerar la carga a los de abajo.

Los pisos más altos suelen estar formados por mujeres muy delgadas y ligeras, e incluso por niños. En esos pisos, a veces un quinto o sexto nivel, también se requiere que los participantes sean muy buenos escaladores. El deporte es completamente amateur y no se obtiene, tras armar el castillo, otra recompensa que la de haber logrado con el esfuerzo colectivo un objetivo en común. Toda una metáfora.

El fierljeppen de los canales holandeses

El fierljeppen, que bien pudiera llamarse salto con garrocha holandesa o consiste en acercarse en carrera hacia un cuerpo de agua; apoyar una larga vara el suelo y cruzar al otro lado sin mojarse. El record mundial de este salto es de más de 21 metros, lo cual nos puede dar una idea de las dificultades que encierra. Este sí que es una de los deportes más raros, no solo de Europa, sino del mundo.

A diferencia del tradicional salto de garrocha, en este deporte no se trata de ganar altura sino distancia en horizontal. Se cree que esta práctica tan particular proviene de la presencia de canales y cuerpos acuáticos en casi todo el territorio de los Países Bajos, que obligaba a la gente a cruzar de un lado al otro apoyándose en una vara larga.

En 1771 se produjo la primera competencia deportiva de fierljeppen pero apenas en 1957 fue normado para que todos los competidores tuviesen las mismas oportunidades. Actualmente hay seis ligas del deporte, que también se practica en Alemania, Estados Unidos y otros pocos países. De los cerca de 500 atletas registrados, casi 200 son holandeses.

Los concursos de leñadores

El arte y técnica de derribar un árbol con un hacha y convertirlo en piezas pequeñas, apropiadas para encender fuego en los hogares, ha pasado en casi todo el mundo a ser una actividad residual. Hoy la madera se cultiva y aserra de manera industrial, así que los leñadores han cambiado sus técnicas y herramientas.

Sin embargo, la tradición sobrevive en forma de deporte y existe hasta un campeonato mundial de leñadores que concursan por ser los más rápidos op los más precisos a la hora de derribar un árbol, o de convertir grandes troncos en piezas pequeñas.

Aunque el deporte tiene su origen en la necesidad de buscar leña en los bosques europeos, hoy en día hay equipos de leñadores muy fuertes en Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, que se han convertido en potencias en estos campeonatos.

Hay una variante menos tradicional en la que los leñadores usan motosierras y deben convertir grandes troncos en objetos de utilidad en cosa de minutos. Hay campeones expertos que son capaces de hacer un banco, con patas, espaldar y brazos, a partir de un bloque sólido de madera y sin usar nada más que su motosierra.

¿Se han visto deportes más raros que este? Lo dudamos.

Los deportes son reflejo de la cultura local

Como hemos visto, las disciplinas deportivas que se practican en el mundo pueden tener origen en el día a día de las sociedades, que con la llegada de la tecnología y la modernidad van cambiando sus necesidades.

En Europa las actividades necesarias para la supervivencia son tan diversas como la necesidad de cruzar un lago a solas o cooperar para llegar a un objetivo común. Lo importante es que estas tradiciones se mantienen en forma de deportes para el disfrute de todos.

Sabemos que hay cerca de ti mucha gente que disfrutaría leer este artículo sobre los deportes más raros de Europa. ¡Compártelo con ellos a través de tus redes sociales!

Eduardo Rada
Calificación: 0/5 (0 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre