¿Sabías que los humanos también consumimos alpiste?

Si crees que el alpiste es solo para los pájaros estás despreciando una importante fuente nutricional, pues los humanos también consumimos alpiste.

¿Creías que el alpiste servía apenas para alimentar a tu canario? Piénsalo dos veces: podrías estar despreciando una de las fuentes nutricionales más importantes de las últimas décadas, y si no lo sabes, los humanos también consumimos alpiste.

La phalaris canariensis, nombre científico de la planta del alpiste, es un cereal oriundo de la zona mediterránea, de tipo semejante al trigo y la cebada, que ha sido redescubierto en tiempos recientes como un suplemento nutricional mucho más importante de lo que se sospechaba. Imagínatelo así: se estima que en apenas seis cucharadas de alpiste esté contenida la misma cantidad de proteínas que hay en dos kilos de carne, pero sin las dificultades digestivas y la carga de colesterol asociada comúnmente al consumo de tejidos animales.

Además de eso, se le atribuyen numerosos efectos medicinales, como reductor de lípidos, anti infamatorio y diurético. Esto lo convierte en un candidato ideal para combatir la hipertensión y las afecciones urinarias sin necesidad de tratamientos farmacológicos. Y suele recomendarse su consumo a las personas diabéticas, dado que tiene un efecto notable en la disminución de los azúcares en sangre.

De hecho, los mexicanos lo consumen en Atol y los canarios como refrescante para la época calurosa. Quizá sea el momento de descubrir las virtudes de esta semilla tan simple.

¿Cómo consumimos alpiste?

Sin duda puede ingerirse del mismo modo que tu canario, es decir, comiéndolo en granos y ya. Pero hay mejores soluciones alimenticias para este cereal, como la conocida y solicitada leche de alpiste.

Su preparación, por demás, no podría ser más sencilla: se toma el alpiste sin triturar y se lo mezcla en una licuadora con porciones generosas de agua, formando una solución homogénea de contextura muy similar a la leche animal. Y con añadir una porción de azúcar o edulcorantes, y quizá un sabroso toque de canela, se obtendrá una sabrosa, energética y saludable bebida con que acompañar el día a día. Además, existen numerosas recetas que incluyen la leche de alpiste, en combinación con frutas como la piña.

consumimos alpiste

Dada su carga nutricional y su efecto en el colesterol malo, la mayoría de los médicos la recomiendan, junto con una buena rutina de ejercicios, como un régimen ideal para bajar de peso de manera menos traumática, o para contrarrestar los efectos de una prolongada vida sedentaria.

Por demás, al no estar realmente vinculada con la leche animal, este líquido carece de lactosa, esa enzima que tantos estragos hace en los organismos que le son intolerantes.

Finalmente, es apta para su combinación con otros cereales y formar así desayunos balanceados y potentes, o incluso para infusiones, con el método tradicional, en esas tardes frías de otoño.

¿Qué contraindicaciones tiene?

Aunque parezca mentira, un consumo racional de leche de alpiste no presenta mayores inconvenientes en ninguna persona. No existen estudios que la vinculen con ningún tipo de dolencia, si bien es importante decir que no se trata de una semilla milagrosa, ni podemos vivir exclusivamente de ella.

El exceso de consumo de alpiste, de hecho, puede presentar inconvenientes a quienes padecen de cálculos renales, dado que el alto contenido en calcio del grano suele conducir a la formación de cristales de oxalato de calcio, cosa que también ocurre con las acelgas, las espinacas o la yerba mate. Recordemos que todo en su justa medida es saludable y todo en exceso acarrea consecuencias.

Otro recordatorio importante es que algunas personas pueden presentar alergia a su fórmula, tal y como ocurre con la leche de almendras, de modo que no es algo exclusivo del alpiste, ni mucho menos. Pero todas las precauciones deben tenerse.

Un nuevo aliado alimenticio

Ahora que conoces este cereal más a profundidad, quizá te animes a empezar una dieta a base de alpiste (puedes conseguir las indicaciones para la misma en lechedealpiste.net) o a incluirlo en tus comidas como un suplemento vitamínico y nutricional. Consulta las numerosas recetas disponibles y ponle sabor a esa dieta que deseas emprender.

¡Comparte esta nota con tus redes sociales y celebremos juntos los beneficios del alpiste!

Calificación: 5/5 (1 votos)