lunes, 22 abril 2024 |

Actualizado a las

4:26 |
23.4 C
Madrid

¿Los perros tienen ombligo? La respuesta es más importante de lo que crees: descubre esta y otras curiosidades

Los perros tienen ombligo porque forman parte del mundo de los mamíferos. Entonces, ¿para qué sirve el ombligo de estos animales? El ombligo de los perros solo cumple una función importante durante el desarrollo del embrión, del resto, no hace ninguna tarea relevante en el organismo de los perros.

¿Los perros tienen ombligo?

La respuesta a esta peculiar pregunta es que sí, debido a que el perro es un mamífero placentario. Los animales placentarios son lo que dan a luz a sus crías y mientras el bebé está en el útero, necesita de su madre para poder alimentarse y respirar. Los animales mamíferos bebés también utilizan el cordón umbilical para eliminar los desechos de su organismo.

¿Cómo cortar el cordón umbilical de un perro?

Una vez que la perra da a luz, procede a morder el cordón y a limpiar a su cachorro, dejando una pequeña herida en la zona en donde estaba el cordón umbilical. Esta herida sana rápidamente y solo queda una cicatriz que es lo que se conoce como el ombligo de perro.

En el caso de que la perra no pueda dar a luz, el dueño deberá llevarla al veterinario y allí el especialista procederá a sacar a los bebés mediante una cirugía y cortará el cordón umbilical con sus instrumentos quirúrgicos.

¿Dónde se ubica el ombligo de los perros?

Es común que el ombligo en los perros sea difícil de localizar debido a que es muy pequeño y también porque cerca de él, crece mucho pelo que termina tapándolo. Sin embargo, se puede decir que este se ubica entre los pezones, justo en la base de las costillas de las mascotas. Si se revisa el abdomen de un perro en esa zona, se encontrará una pequeña cicatriz que es el ombligo del perro.

¿El obligo de los perros es igual al de los humanos?

El ombligo de los perros no es igual al de los humanos, porque es más pequeño. El de las personas puede tener diversos tamaños y formas. Mientras que el de los perros, es solo una pequeña cicatriz que pasa desapercibida ante la vista.

¿Cómo debe lucir el ombligo de un perro?

El ombligo en los perros debe verse como una pequeña cicatriz o arruga ovalada en la piel. Para verificar que esté sano, es importante masajear la panza de la mascota para descartar algún tipo de bolita, que puede indicar la existencia de una hernia umbilical u otro tipo de enfermedad.

 En caso de sentir alguna protuberancia, se deberá consultar con el médico veterinario de manera inmediata, para que este examine a la mascota e indique cuál es el estado de salud del animal.

Enfermedades en el ombligo de los perros

Al igual que en otras partes del cuerpo, el ombligo de los perros es propenso a sufrir de enfermedades, por lo que es importante conocer cuáles suelen ser las más comunes, para así estar alerta ante la aparición de cualquier síntoma que puede afectar a la salud de la mascota.

Hernia umbilical

La enfermedad más común que se produce en el ombligo de los perros es la hernia umbilical, la cuales se pueden reconocer como un bulto en el abdomen de los perros, justo en el área donde se encuentra el ombligo. Esta puede cambiar de tamaño y generalmente es suave.

La hernia en los perros cachorros se forma cuando los músculos de la pared abdominal del animal no se han cerrado por completo o de la manera correcta, dando lugar a pequeñas bolitas.

La aparición de las hernias umbilicales puede deberse a factores genéticos, como es el caso de los perros de las razas terriers, airedale, basenjis, beagles y pekinés, que son más propensos a desarrollar este tipo de enfermedad. Pero también puede presentarse el caso en el que estás aparezcan espontáneamente durante el desarrollo del perro.

Lo importante es que, si se llega a sentir una bolita o cuerpo extraño en el abdomen del perro, se debe llevar a la mascota a consulta para que el médico le haga un chequeo completo y le indique los pasos a seguir.

Abscesos

Otras patologías que pueden aparecer en los ombligos de los perros son los abscesos.  Estos se forman por la acumulación de pus y se presentan de manera frecuenta en los perros. Se pueden identificar de manera fácil, porque cuando surgen, la piel de la zona afectada se torna roja y se hincha. Puede haber dolor al tocar el área y también fiebre.

La zona del ombligo de los cachorros es bastante propensa a desarrollar abscesos, debido a que mientras se cura la herida, muchas bacterias pueden entrar al organismo del animal y causar una infección. Si una mascota presenta un absceso, es indispensable acudir al veterinario, quien se encargará de prestarle la debida atención al animal.

Tumores

En la zona del ombligo de los perros, también puede presentarse un crecimiento inusual de los tejidos, conocido como tumor.  Muchas veces son benignos, pero en ocasiones pueden ser malignos. Por ello, es muy importante revisar a la mascota con frecuencia y si se detecta algún bulto anormal, acudir al especialista. Los perros mayores son más propensos a padecer este tipo de enfermedad.

Curiosidades sobre el ombligo de los perros y otros animales

Los perros tienen ombligo porque son como se diría coloquialmente “animales que nacen de la panza de su madre” y por ello, necesitan del cordón umbilical para poder sobrevivir en el vientre materno. A diferencia de los humanos, los perros, tienen un ombligo pequeño que se esconde entre el pelaje que está en la parte del abdomen. En seguida, se presentan algunas curiosidades del ombligo de los perros y de otros animales:

El ombligo del perro no requiere de ningún cuidado

Un elemento vital para el desarrollo de los mamíferos es el cordón umbilical, perros y gatos lo necesitan para obtener nutrientes y desarrollarse en el vientre de sus madres, el cual lo pierden luego del nacimiento y queda solo ombligo. Como el ombligo de los perros se cierra por completo, no queda ningún orificio donde pueda acumularse sucio o bacterias y no requiere de ningún cuidado.

¿Si el ombligo un perro se hincha es peligroso?

La respuesta es que sí. Si un perro llega a presentar una inflamación en la zona donde se encuentra el obligo, puede ser que se esté ante un caso de una hernia umbilical que traiga como consecuencia problemas de salud.

Los ombligos de los perros son más pequeños que los de los humanos

Debido a que una perra embarazada tiene a varios pequeños cachorros en su vientre, sus cordones umbilicales son más pequeños. Por el contrario, en el caso de los seres humanos, una mujer usualmente gesta a un solo bebé, que será mucho más grande que un cachorro de perro, por ello requiere de un cordón mucho más grande para poder recibir todos los nutrientes necesarios para su adecuado crecimiento. El resultado de esto, es que los bebés humanos terminan con ombligos de mayor tamaño y mucho más visibles.

Los marsupiales no tienen ombligo

A pesar de ser mamíferos, los marsupiales, como koalas y canguros, no tienen ombligo. La razón es que pasan la mayor parte de su crecimiento en la bolsa de su madre, por lo que no necesitan tener un cordón umbilical.

Los delfines sí tienen ombligo

Como los delfines son vivíparos placentarios, es decir, que se desarrollan en el útero de la madre, también tienen ombligo. Los delfines también sobreviven en el vientre materno con a los nutrientes que reciben a través del cordón umbilical.

El ombligo de los chimpancés es similar al del humano

Desde hace muchos años, el hombre y los chimpancés han interactuado entre sí porque tienen muchos aspectos en común. Una de las características que asemeja a los chimpancés y gorilas con los humanos, es que el ombligo de estos animales es similar al de las personas

Los mamíferos que ponen huevos no tienen ombligo

El cordón umbilical en animales mamíferos es frecuente. No obstante, éstos se dividen de acuerdo a la forma en que nacen sus crías, en marsupiales, monotremas, y placentarios, por lo tanto, existen algunas especies que no tienen ombligo, como lo son los mamíferos que ponen huevos. Entre ellos se halla el equidna y el ornitorrinco. Debido a su forma de reproducirse, las crías de estas especies no requieren un cordón umbilical para desarrollarse y por eso, no tienen ombligo.

El ombligo es la primera cicatriz de los animales

Las especies que tienen ombligo pueden considerar al mismo, como la primera cicatriz de su cuerpo, que aparece tras cortar el cordón umbilical que les permitió desarrollarse en el vientre materno.

El ombligo aloja numerosas bacterias

Los seres humanos también forman parte del reino animal y en su caso, el ombligo puede llegar a alojar una gran cantidad de microorganismos. Los investigadores han hallado hasta 2400 tipos de bacterias distintas en el ombligo humano. Por esta razón, es que siempre se recomienda mantener una buena higiene de la zona.

En algún momento de la vida, alguien se habrá preguntado ¿por qué tenemos ombligo? La respuesta es muy sencilla, al igual que en los animales, los bebés usan el cordón umbilical para mantenerse vivos dentro del vientre materno.

Para resumir, la mayoría de los mamíferos placentarios como los perros y los gatos tienen ombligo, el cual cumple una función importante para el desarrollo físico de estas especies antes de nacer. El ombligo de los perros es ignorado comúnmente, porque no es visible como el de los seres humanos. Por esta razón, es que algunas personas no saben que los perros tienen ombligo y se sorprenden al descubrir este dato peculiar.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

, . (). . Cinco Noticias ID ); ?>

Vota y ayúdanos a mejorar
Calificación: 5/5 (6 votos)
Alana Jugador
Alana Jugador
Licenciada en Comunicación social, especializada en periodismo impreso por la Universidad Arturo Michelena de Valencia. Locutora, productora y experta en SEO de contenidos.
Flipa » Naturaleza » ¿Los perros tienen ombligo? La respuesta es más importante de lo que crees: descubre esta y otras curiosidades

Deja tu comentario

Deja tu comentario
Introduce tu nombre