No hay sitio más frío en el planeta que los polos, pero existe un número importante de diferencias que hacen que uno sea más frío que el otro.

De pequeños aprendemos que no hay sitio más frío en el planeta que los polos geográficos, Norte y Sur, ubicados uno en cada extremo del mundo, es decir, a una latitud de noventa grados norte y noventa grados sur desde el ecuador. Sin embargo, entre ambos polos existe un número importante de diferencias que ocasionan, entre otras cosas, que uno sea más frío que el otro.

¿Cómo es el Polo Norte?

Los seres humanos llegamos por primera vez a la cumbre norte del mundo en 1926, en un dirigible llamado Norge y tripulado por Umberto Nobile, Lincoln Ellsworth y Roald Amundsen, junto con otras trece personas.

Sin embargo, la primera vez que un hombre puso pie sobre el Polo Norte fue en 1968, y los autores de la hazaña fueron los expedicionarios Ralph Plaisted, Walt Pederson, Gerry Pitzl y Jean-Luc Bombardier, después de viajar kilómetros sobre hielo y nieve.

A este polo se le conoce también con el nombre de Ártico, ya que se encuentra ubicado sobre el Océano del mismo nombre, cubierto a su vez por un denso casquete de hielo. Las temperaturas registradas en el Polo Norte son de un frío extremo, siendo su registro mínimo de temperatura en invierno los -43 grados centígrados, y en verano los 0 grados, siendo su temperatura histórica más alta registrada de 5 grados en la misma escala.

polo sur

Y si bien este panorama puede parecernos extremo, lo cierto es que el hecho de que el hielo repose sobre el mar, hace que el calor de los pocos rayos del sol que el Polo recibe sea absorbido por el agua, conservando un poco más la temperatura que en su contraparte sureña.

¿Cómo de frío es el Polo Sur?

Al igual que el Norte, el Polo Sur, conocido como Antártida, consiste en un denso casquete de hielo, pero esta vez situado en tierra firme, en una meseta llana y ventosa a unos 2835 metros de altura sobre el nivel del mar. Los primeros en llegar a ese lugar inhóspito fueron el noruego Roald Amundsen y su equipo en 1911, un mes antes que sus competidores británicos, liderados por Robert Falcon Scott.

Durante su invierno el Polo Sur no recibe luz solar en absoluto, por lo que las temperaturas oscilan los 65 grados centígrados bajo cero, siendo la menor temperatura histórica registrada los 83 grados bajo cero. En verano, en cambio, la temperatura asciende a los veinticinco grados bajo cero.

polo-norte

En el Polo Sur queda, entonces, el lugar más helado del planeta. Lo curioso es que ni siquiera en esas temperaturas tan brutales, la vida se extingue por completo. Hay fauna y flora en ambos polos, siendo relativamente escasa en comparación, pero incluso así existen ecosistemas acostumbrados al hábitat.

¿A que has aprendido algunas cosas nuevas sobre nuestro fascinante planeta!

Eduardo Rada
Calificación: 1/5 (1 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre