Luis Nantón Díaz: el arte de la guerra y la gestión empresarial

Luis Nantón Díaz se considera un hombre de empresa que tiene la determinación y los valores de un moderno samurái. Conoce su filosofía de vida y de trabajo.

Nantón desempeña actualmente el cargo de director financiero en Lude Gestiones y Servicios y en Macrofit, compañías dedicadas a la explotación de instalaciones deportivas, tanto públicas como privadas, en Canarias. Macrofit es la cadena deportiva que ha experimentado un mayor desarrollo en lo últimos años dentro de la Comunidad Canaria.

Aunque su currículo profesional incluye cargos de responsabilidad en diversas empresas y abarca varios sectores, durante los últimos quince años ha centrado su actividad en el sector deportivo. De hecho, su cometido como director del CN Metropole (desde el año 2004 al 2015) y como presidente de Foro Deporte y Sociedad, asociación con la que desarrolló una gran cantidad de acciones formativas, le han convertido en un referente en este sector.

Luis Nantón Díaz, licenciado por la Universidad Pontificia Comillas en Administración y Dirección de Empresas y titulado por la Universitat de Vic como Director de Seguridad Integral, también fue gerente en Diarphone, S. A. (desde el año 1995 al 1997) y director financiero en Grupo Mardo Inversiones (desde el año 1998 al 2004).

Sin embargo, además de sentir pasión por todo lo concerniente a la gestión empresarial, Nantón también es un apasionado de las letras y hace algunos años creó un blog propio, en el que publica artículos con regularidad contando sus experiencias y opiniones sobre una gran variedad de temas, entre los que nunca faltan la actualidad en el sector deportivo y la gestión empresarial, por supuesto.

El arte de la guerra en los negocios

En su blog, el empresario escribió un artículo muy interesante en el que aplicaba conceptos del libro El arte de la guerra (un tratado sobre estrategias y tácticas militares escrito por Sun Tzu, estratega militar chino) en el ámbito de los negocios: El arte de la guerra y la gestión empresarial.

En él, explica que una empresa es como un organismo vivo que mantiene una lucha constante para lograr su supervivencia. Para ello, es necesario optimizar los recursos y contar con un equipo que esté bien dirigido y organizado. En este punto siempre resultan útiles las estrategias militares, así como su filosofía.

En su tratado milenario, Sun Tzu destaca que los conflictos deben afrontarse teniendo en cuenta cinco perspectivas: tiempo, doctrina, disciplina, mando y terreno. Esto es válido tanto en una guerra como en un negocio:

  • Tiempo: Es preciso valorar de la forma adecuada tanto los recursos humanos como los materiales y calcular los tiempos de ejecución.
  • Doctrina: Se refiere al nivel de implicación de cada una de las personas que componen el equipo con los valores de la empresa. Para que la estrategia funcione, el equipo debe estar unido y motivado.
  • Disciplina: Una empresa tiene que actuar con coordinación, de igual forma que lo hace un ejército, y los recursos se deben controlar permanentemente.
  • Mando: Según Sun Tzu, el general o estratega tiene que poseer estas cualidades: sinceridad, sabiduría, disciplina y benevolencia. También es fundamental que las tenga el líder de una compañía, para gestionar con éxito los recursos humanos y materiales.
  • Terreno: Tanto en una batalla como en un gran complejo comercial, es necesario tener en cuenta la ubicación y los posicionamientos (incluso en el comercio electrónico).

Una filosofía de vida y de trabajo

Luis Nantón Díaz se considera un hombre de empresa que tiene la determinación y los valores de un moderno samurái. Del mismo modo que lucha cada día para superarse en el terreno personal, resolviendo problemas y franqueando obstáculos, lo hace también en el ámbito profesional.

No obstante, como comentaba en su artículo, una empresa está formada por un equipo de personas que deben complementarse, intercambiar opiniones, unir capacidades y esfuerzos. Por otra parte, solo podrán conseguirse los objetivos comunes si todos los miembros del equipo se implican y trabajan con coordinación. En definitiva, todo depende de las personas, de trabajar juntos y saber comunicar.

“Es importante relacionarse con todas las personas que conforman una empresa, cualquiera que sea su puesto. Tengo facilidad para hacerlo y me gusta trabajar en equipo y comprometerme al máximo”, comenta el empresario.

Calificación: 5/5 (2 votos)
Calificación: 5/5 (2 votos)