Materiales imprescindibles de cualquier oficina: la tinta de impresora

¿Qué puede ser más frustrante que quedarse sin tinta a mitad de la impresión de un documento importante?

La productividad dentro de la oficina depende tanto de factores físicos como de los externos y ambos influyen en el correcto desempeño de las labores de los empleados. Muchas veces se descuidan los aspectos más esenciales, pero que son sumamente importantes, como por ejemplo contar con el fácil acceso a todos los materiales de oficina y al equipo adecuado.

La falta de material, o que esté no esté bien organizado, entorpece las labores del empleado, frenando la productividad.  Algunos de los elementos que nunca nos deben faltar en el escritorio de un empleado de oficina son: lápices y bolígrafos, que tienden a desaparecer con facilidad, así como cuadernos de notas, papel, diarios o calendarios de escritorio, post it, sellos de caucho con la marca de la empresa, sobre y por supuesto, impresoras con sus respectivos consumibles informáticos siempre disponibles.

Hay pocas cosas más frustrantes que quedarse sin tinta a mitad de la impresión de un documento importante, así que cualquier oficina debe asegurarse de contar con suficientes consumibles de impresoras y consumibles para informática o con un servicio que tenga capacidad para que estos puedan ser repuestos en cualquier momento y a la mayor brevedad posible.

La tinta de impresora, esencial en cualquier oficina por pequeña que sea

A pesar de vivir en un mundo cada vez más digitalizado, el papel y la tinta son todavía imprescindibles en cualquier oficina a la hora de compartir documentos con clientes, como pueden ser contratos, facturas, etc. En este sentido, es de suma importancia contar con una buena impresora para realizar cómoda y rápidamente todas las impresiones y copias que nos sean necesarias en el trabajo diario de cualquier oficina.

A la hora de elegir la impresora, es importante que nos fijemos y valoremos seriamente los consumibles que utilizan, es decir, la tinta para impresora o tóner para impresora que habrá que comprar cada cierto tiempo.

Hacemos hincapié en este aspecto porque, con demasiada frecuencia, se comete el error de fijarse solo en el precio de la impresora en sí y en el gasto inicial que vamos a realizar, sin considerar que el monto más importante se nos irá en su mantenimiento y buena parte del gasto mensual dependerá del coste de la tinta de impresora que use nuestro aparato.

Los cartuchos compatibles son una opción muy factible para reducir el gasto en tinta, y es que en el mercado actual los hay de muy buena calidad, por mucho que las empresas fabricantes de impresoras quieran desprestigiarlos.

Si lo pensamos un momento, no es de extrañar que hagan continuamente campañas en contra de esta alternativa, pues la mayoría de los beneficios que obtienen no provienen de las ventas de impresoras de uso habitual en pequeñas oficinas, o incluso las del hogar, sino de los cartuchos que venden después, durante toda la vida útil de la impresora.

Pero a los consumidores ya no se les engaña con tanta facilidad, internet ha llegado, entre otras cosas, para abrirles los ojos en muchos aspectos con información como la que estas leyendo en este preciso momento.  En el caso de los consumibles compatibles y los cartuchos compatibles, para informar a los consumidores de que todo lo que reportan son ventajas, y no solo económicas.

El ahorro para el bolsillo es algo que se puede ver a simple vista, y eso de que la tinta sea de mala calidad o de que pueda dañar la impresora es totalmente falso si se trabaja con distribuidores de calidad, como Rec Line, que además de vender cartuchos originales han sacado su línea de cartuchos Rec Line.

Esto es algo que hacen muchas empresas que aprovechan para reciclar los cartuchos usados, y que es otra de las grandes ventajas que ofrecen estos consumibles, que son eco friendly y ayudan a cuidar del medioambiente, dándole una segunda vida a los cartuchos que están en buen estado.

Estas acciones que llevan a cabo las empresas que se preocupan por el cuidado de nuestro planeta en su ámbito de actuación, como es el caso de Rec Line en el mundo de los cartuchos y toners, son muy agradecidas por el público en general, que cada vez es más consciente de que debemos cuidar de los recursos de nuestra Madre Tierra y minimizar los residuos plásticas en la medida de lo posible.

Oficinas verdes, oficinas del presente y del futuro

El calentamiento global ya no se puede ocultar por más tiempo, el nuevo continente de plásticos que flota en los océanos crece cada día, la basura digital por culpa de la obsolescencia programada acaba aceleradamente con los recursos naturales.

Por mucho que se han empeñado durante años en hacernos pensar que todo esto era una milonga por parte de un grupo de ecologistas extremistas, ahí están bien palpables, frente a nosotros, sus resultados.

Hoy día el cambio climático y demás problemas medioambientales es una realidad que afecta a nuestro planeta, y de no tomar las medidas oportunas y tomar una conciencia ecológica en cada acción diaria que acometamos, nuestro planeta no nos podrá ofrecer una segunda oportunidad.

Por este motivo, muchas grandes corporaciones, como Google y Siemens, ya dieron el paso de hacer de sus oficinas espacios más verdes y lo más ecoamigables posible. Cada vez son más las pequeñas empresas que se suman a este movimiento, y es que los resultados se verán de la suma de todos los pequeños granitos que seamos capaces de aportar.

Tener oficinas más ecológicas no implica tener que empezar de cero y derribarlo todo. Hay una enorme lista de cambios pequeños y maravillosos que puede realizar cualquier empresa, sin importar su tamaño, para entrar a formar parte de las que se consideran oficinas verdes. De cada una de ellas depende aportar su granito de arena en pos de un mundo mejor para nosotros y para las generaciones venideras.

Algo tan simple como regular la potencia de la iluminación en los días soleados llega a disminuir el consumo de electricidad en hasta un 75%. Nuevamente, la empresa es la primera beneficiaria directa con este suculento ahorro energético que se verá reflejado en la factura, y estará ayudando al planeta.

Fomentar el reciclaje, como ya vimos en el caso de los cartuchos y consumibles, es un aporte muy importante para convertirse en una empresa considerada eco friendly. La mayoría de las empresas de este tipo reciclan papel, cartuchos, bolígrafos e incluso focos. La mejor solución para conseguir un buen porcentaje de material reciclado es ponerlo realmente fácil a los trabajadores, colocando recipientes de diferentes colores, bien diferenciados y correctamente identificados para que todos puedan contribuir.

Calificación: 0/5 (0 votos)
Calificación: 0/5 (0 votos)