Molinars, el pueblo fantasma de la Costa Brava

El segundo destino turístico de España es La Costa Brava (Girona). Allí no todo es sol y playa, pues también hay tiempo de vivir experiencias paranormales…

Esta zona de veraneo no solo es conocida por sus bellas playas de aguas cristalinas y sus soleados pinares, también porque han ocurrido extraños acontecimientos cerca del Faro de S´Arnella, donde, supuestamente, apareció el cuerpo de una mujer con la cabeza triturada a martillazos.

Esta información salió en los periódicos el 7 de marzo del 2005 y poco tiempo después aparecieron unos grafittis de corte esotérico.

Para el año 2006, el cementerio fue profanado y en su interior aparecieron restos de un ritual donde alguien elaboró una macabra sopa compuesta de restos humanos.

Brujas y extrañas muertes

Es muy común que, en la parte más septentrional de la Costa Brava, aficionados al mundo de lo paranormal practiquen extraños rituales y experimentos para comprobar si las fuerzas telúricas de la zona son tan fuertes como se comenta. Muchos llaman erróneamente al monasterio de Sant Pere de Rodes la “cuna de la brujería catalana”.

En los últimos tiempos muchos han ido el cementerio de Port Bou para visitar el monumento dedicado al famoso filósofo e intelectual judío Walter Benjamin reconocido como autoridad en el misterioso mundo del misticismo judío.

La muerte de este intelectual siempre ha estado rodeada de dudas y misterio. El informe médico sobre su muerte decía que sufrió un derrame cerebral, sin embargo, tiempo después se reconoció que él mismo se inyectó una sobredosis de morfina por miedo a terminar en manos de la Gestapo.

El pueblo fantasma de Molinars

Curiosamente, la mayoría de los turistas que veranean en Molinars desconocen que sea un pueblo fantasma. Es un lugar poco conocido donde hay diversos monumentos religiosos, principalmente un templo dedicado a San Miguel que se remonta a la Alta Edad Media.

Otros restos de una olvidada fortificación, ubicada sobre el valle, son relacionados por algunos investigadores con una mujer vampiro que, según algunos habitantes del pueblo, habitó la zona en el siglo XIV.

Mar Pons
Calificación: 0/5 (0 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre