Parche en forma de tatuaje que mide la tasa de alcoholemia en 8 minutos

El parche en forma de tatuaje marca un nuevo hito en la tecnología vestible, que en este caso busca garantizar la seguridad en las carreteras.

La tecnología vestible alcanza a marchas forzadas nuevos niveles de aplicaciones. En esta ocasión le ha tocado el turno a un parche en forma de tatuaje temporal que sirve para medir la tasa de alcoholemia en ocho minutos.

Es una significativa reducción de tiempo en comparación con las dos o tres horas que tardan los dispositivos de análisis del sudor tradicionales.

El alcoholímetro se adhiere a la piel de un brazo y en ocho minutos la información obtenida por el dispositivo se envía a nuestro móvil. ¡Asombroso!

Los autores de esta innovación son los ingenieros de la Universidad de California, sede San Diego, con financiamiento o patrocinio del National Institute of Biomedical Imaging and Bioengineering (Nibib).

Análisis del sudor

Para obtener el resultado, los especialistas han empleado la iontoforesis, que es el procedimiento para suministrar medicamentos a través de la piel, pero de forma inversa. En lugar de aplicar una medicina, el dispositivo extrae en este caso el sudor de la persona para el análisis.

Según la doctora Seila Selimovic, que se desempeña como directora del programa de chips de tejidos del referido instituto, “el parche parece un tatuaje, pero en realidad es un biosensor con diferentes componentes inalámbricos flexibles”.

La especialista explicó que, una vez adherido a la piel, el dispositivo libera una sustancia química que provoca la sudoración.

Como añadió la directora:

“Después, otro componente se encarga de detectar las modificaciones que ocurren en la corriente eléctrica que pasa a través del sudor, y así obtener el valor para enviarlo al móvil”

Menos accidentes

Los ingenieros y las autoridades esperan que este tipo de desarrollo pueda contrarrestar las muertes por accidentes en las carreteras.

Estas cifras han mostrado un descenso en los países desarrollados durante los últimos años, principalmente debido a los severos controles que se continúan aplicando. Sin embargo, este tipo de adelantos también son bienvenidos cuando se trata de garantizar la seguridad de las personas y sus familiares.

Mezclar el volante y el consumo de bebidas alcohólicas ha sido motivo de miles de campañas en todo el mundo, para generar conciencia sobre los peligros de conducir con altos niveles de alcohol en la sangre.

Si decides tomar unas copas, lo más sensato es no utilizar el coche, o volver a casa con un conductor sobrio. La seguridad es lo primero.

Calificación: 4.8/5 (4 votos)
Calificación: 4.8/5 (4 votos)