¿Por qué debemos comprar productos ecológicos?

Dice un dicho popular que más vale poco y bueno, que mucho y malo y, en el caso de los productos ecológicos es una gran verdad. Estamos habituados a llenar la cesta de la compra con ofertas en las que prima el precio sobre la calidad y no pensar que se puede hacer una compra más sana e igualmente económica al inclinarnos hacia la calidad y hacia unos hábitos más sanos y sostenibles.

Y es que, si invertimos en productos ecológicos, a medio y largo plazo, conseguiremos mejorar nuestra salud y la de nuestra familia. Unos productos más naturales y producidos de forma más respetuosa con el medioambiente que, además de favorecer a los productores locales, nos llevan a formar parte de una red de consumo responsable y desarrollo social. De la mano de los expertos de comprarecologicos.com vamos a conocer por qué debemos comprar productos ecológicos y dónde adquirir productos y materiales ecológicos a los mejores precios.

Ventajas de comprar productos ecológicos

La compra de productos ecológicos conlleva numerosos beneficios tanto para el productor como para el consumidor, siendo una acción solidaria y sostenible. Una opción de futuro que tiene como principales ventajas:

  • Los artículos están fabricados con materiales reciclados y recursos renovables.
  • Son más saludables al no fabricarse con productos tóxicos y no tener olores intensos. En el caso de los alimentos, estos no contienen pesticidas, fertilizantes sintéticos, aditivos, ni conservantes.
  • Evitan el uso excesivo de plásticos, reduciendo o eliminando su utilización, además de decantarse por envases sostenibles. Se trata de potenciar los sistemas a granel o el embalaje con cartón reciclado y reciclable.
  • Se potencia el consumo de productos de temporada, es decir, aquellos que se corresponden con cada estación del año, renunciando a productos de invernaderos o procedentes de puntos lejanos y que requieren de largos tiempos de transporte, conservación, además de proceder de cosechas no sostenibles y de un comercio poco o nada justo con el productor.
  • Se busca el bienestar animal favoreciendo que los animales vivan en libertad, respetando su ritmo natural de vida y crecimiento, además de proporcionarles alimento libre de químicos y sin realizar manipulaciones genéticas. También se busca la producción de productos totalmente veganos, evitándose así la explotación animal.
  • Hay reglamentos que regulan la calidad, garantizando y certificando que los alimentos y productos ecológicos se han cosechado o se han fabricado de forma natural y sin utilizar ningún tipo de aditivo químico.
  • Son productos sostenibles y en los que prima el respeto al medioambiente.
  • Aunque pueden resultar algo más caros que otros productos, los productos ecológicos suponen un ahorro a medio-largo plazo, ya que aportan beneficios no cuantificables, pero sí en cuanto a la calidad o el bienestar. Una mejor salud, unos hábitos de vida más saludables, contaminar menos nuestro entorno, mayor durabilidad de los artículos y apoyar al productor local redundarán en una mayor calidad de vida y reducir el consumo.

Y, por último, nos proporcionan productos naturales con más sabor, en el caso de frutas y hortalizas, y más calidad y durabilidad en los productos manufacturados.

Calificación: 0/5 (0 votos)
Calificación: 0/5 (0 votos)