Ciudad del Vaticano

En el mundo hay países de los más diversos tamaños, idiomas y culturas. ¿Sabes cuáles son los países más pequeños y por qué lo son?

Desde la enorme Rusia, que ocupa casi la mitad de Asia y parte importante de Europa, hasta el minúsculo estado del Vaticano, que apenas cuenta con un par de cuadras, aunque eso sí, muy bien decoradas.

Los países más pequeños del mundo se encuentran casi todos en Europa y Oceanía y están limitados por tratarse de islas que en conjunto no alcanzan grandes extensiones; o por ser remanentes de la etapa feudal de la historia. Veamos algunos de los Estados más pequeños del mundo.

 

Los reinos que desafiaron al estado moderno

En Europa la mayor parte de los países, incluso los países más pequeños, son estados modernos: federaciones y repúblicas, pero hay aún algunas monarquías, que en general se adaptan a esas formas por medio de un parlamento y la figura de un primer ministro.

Otras monarquías son idénticas en su estructura a como eran dos siglos atrás, y suelen ser microestados. El primero del que hablaremos es la Ciudad del Vaticano, que es un territorio de apenas 44 hectáreas (0,44 kilómetros cuadrados) y que sirve de sede permanente a la Iglesia Católica.

El jefe de Estado es el Papa, y su forma de gobierno es una mezcla única de monarquía y democracia, porque el Papa es monarca, pero su mandato no se transmite por línea sanguínea sino que, cuando hace falta, se elige uno nuevo en una asamblea.

El Vaticano, como también se le conoce, es lo que queda de los antiguos Estados Pontificios, que incluían toda la ciudad de Roma (que hoy le rodea por completo) y tenían costa a ambos lados de la bota italiana.

Cuando los pequeños reinos de la península se unificaron en el Reino de Italia, en 1870, la Iglesia perdió gran parte de su territorio. Es el único país que tiene por lengua oficial un idioma extinto, el latín.

Italia también contiene en su territorio a otro microestado, éste con un nombre oficial muy interesante: Serenísima República de San Marino. La nación ocupa apenas 61 km cuadrados y es la quinta más pequeña del mundo, pero también es la más antigua, dado que es independiente desde 1291. Se le considera la única ciudad estado de la península que sobrevive en su forma originaria.

 

Los principados del Mediterráneo

Otro microestado europeo es el Principado de Mónaco, que limita con Francia por todos lados, excepto la costa del Mediterráneo. Es célebre por las carreras de Fórmula 1 que se corren en Montecarlo, así como por el altísimo estándar de vida de sus habitantes. Mónaco vive del turismo y ocupa apenas 1,9 kilómetros cuadrados.

Mientras el principado de Mónaco vive del turismo, Liechtenstein es un paraíso fiscal de apenas 160 kilómetros cuadrados, enclavado entre Austria y Suiza. Este pequeño estado cuenta con una de las particularidades más raras entre todas: en su territorio hay más empresas registradas que habitantes.

Finalmente, en medio del mar Mediterráneo hay un archipiélago formado por 11 islas, que conforman la República de Malta. En conjunto ocupan 360 kilómetros cuadrados y debido a la posición estratégica que ocupa, muchas naciones se disputaron el dominio de la nación. Logró independizarse de Gran Bretaña en 1964, pero éste país no se retiró de su territorio hasta 1979.

Otros pequeños países existen debido a haber logrado recientemente su independencia, y otros la reivindican aún. Este último caso es más común en Europa del Este, tras la disolución de la Unión Soviética.

¿Conocías todos estos datos acerca de los países más pequeños del mundo?, las redes sociales son un estupendo lugar para que la compartas. ¡Adelante!

 

Eduardo Rada
Calificación: 4.7/5 (3 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre