Mensaje en una botella

El SMS es el pionero de la mensajería digital móvil y se niega a morir en la era de los smartphones. ¿Sabes qué lo mantiene vivo?

Cuando la telefonía móvil aún no aspiraba a que los dispositivos se comunicasen a través de Internet y a casi nadie se le ocurría que pudiera existir lo que hoy llamamos teléfonos inteligentes, las llamadas podían ser muy costosas y las operadoras cobraban por minuto aunque hubieses hablado sólo 3 segundos. Realmente era muy injusto.

Bajo ese contexto apareció, de mano de Matti Makkonen, quien lo inventó, el Short Message Service o SMS (Servicio de Mensajes Cortos), que fue puesto en funcionamiento en los años noventa. Un SMS es tan simple como una secuencia de caracteres (140 en la mayoría de los casos), por medio de los cuales se pueden enviar información de un dispositivo móvil a otro.

Se desarrollaron originalmente para redes GMS y luego se extendieron a prácticamente cualquier red de telefonía móvil.

 

El fin del reinado, no la muerte del servicio

Con la llegada de los teléfonos inteligentes y la presencia de Internet en casi cualquier lugar, con redes wi-fi por todas partes y datos móviles que proveen las operadoras de telefonía, se popularizaron otras opciones para el envío de mensajes que permiten muchísima mayor versatilidad dado que acompañan sus mensajes con gifs animados, audio e imágenes, como Whatsapp, Telegram e Imo.

En el caso de esta última, se trata de un servicio que destaca por la rapidez en la comunicación por vídeo y en su versión para dispositivos Android cuenta ya con más de 100 millones de descargas.

La llegada de esos servicios, que consumen muy pocos datos siempre que no se incorporen anexos a las conversaciones, dejaron obsoletos a los mensajes de texto y acabaron con su reinado, pero no lograron hacerlos desaparecer, por varias razones.

Una de ellas es que sigue siendo la forma en que las operadoras se comunican con sus clientes de manera sencilla y autónoma; es decir, sin necesitar de ningún servicio externo a su propia plataforma.

Los SMS son paquetes de información muy pequeños que no requieren de Internet. Pueden enviarse y recibirse en cualquier punto en que haya una antena repetidora de la señal de los celulares.

Los SMS además pueden enviarse desde y hacia dispositivos digitales fijos y permiten enviar códigos de confirmación que convalidan otros servicios. A pesar de su sencillez, o quizá precisamente por ello, siguen siendo un poderoso vehículo de información disponible para todos los dispositivos que hay actualmente en el mercado.

Otra de las ventajas que ofrecen los SMS es que pueden recibirse incluso durante las llamadas telefónicas, sin interferirlas.

 

Informaciones sencillas pero vigentes

Lo que sin duda fue uno de los mayores logros de la telefonía móvil tras su implementación es hoy en día un servicio venido a menos pero imprescindible para el funcionamiento de las operadoras tal como están concebidas actualmente.

La aparición del SMS fue una revolución en esta materia y permitió a los usuarios liberarse de los fuertes gastos que implicaba hacer llamadas para resolver cualquier situación sencilla.

Esta información acerca de los SMS puede ser interesante para muchas de las personas que conoces, así que sería buena idea compartirla en tus redes sociales.

 

Eduardo Rada
Calificación: 1/5 (1 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre