domingo, 3 marzo 2024 |

Actualizado a las

17:21 |
23.4 C
Madrid

Lo que debes saber sobre los prebióticos y probióticos: ¿en qué se diferencian?

En el campo de la nutrición y la salud, cada vez se escuchan con mayor frecuencia los términos prebióticos y probióticos. Como su escritura es bastante similar, muchas personas llegan a pensar que se trata de lo mismo. Pero, ¿es así? En caso de no serlo, ¿en qué se diferencian?

En este artículo, explicamos a qué se refiere cada uno, cuáles son sus beneficios para la salud y en qué alimentos puedes conseguirlos.

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos son compuestos que no pueden ser descompuestos por las enzimas del cuerpo humano y sirven como nutriente para las bacterias buenas que habitan en el sistema digestivo.

Por lo tanto, cuando se consumen, se fomenta el desarrollo y la actividad de las bacterias saludables (como los Lactobacilos y las Bifidobacterias) en lugar de las nocivas y, como resultado, mejora la digestión y se fortalece el sistema inmunológico.

Estas sustancias se encuentran comúnmente en muchos de los alimentos que consumimos, por ejemplo, verduras, frutas, cereales integrales y legumbres.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos (bacterias y levaduras) que, al ser consumidos en cantidades adecuadas, benefician a la microbiota intestinal, lo que puede ayudar a equilibrarla y, en consecuencia, mejorar no solo la salud digestiva, sino también la inmunológica.

Conseguimos probióticos en el yogur, entre otros alimentos fermentados. Aunque también se encuentran en suplementos específicos que se comercializan en farmacias.

Diferencias entre los prebióticos y los probióticos

Es cierto que ambos son conceptos que influyen en la salud digestiva y en la microbiota intestinal, no obstante, son diferentes en su naturaleza, función, modo de acción y otros aspectos.

Aunque en las definiciones anteriores ya se han dejado claras algunas de sus diferencias, hay otras. Entre ellas las siguientes:

Función

  • Prebióticos: Funcionan como base alimenticia para las bacterias beneficiosas que se hallan en el intestino, fomentando su desarrollo y actividad.
  • Probióticos: microorganismos vivos que, al ingerirse, tienen efectos beneficiosos en el equilibrio de la microbiota, la digestión y el sistema inmunológico.

Modo de acción

  • Prebióticos: no son directamente digeridos ni absorbidos por el organismo. Más bien, llegan intactos al colon, donde promueven el crecimiento y actividad de las bacterias buenas.
  • Probióticos: pueden colonizar el intestino y ejercer sus efectos beneficiosos directamente.

Consumo

  • Prebióticos: se obtienen a través de una dieta rica en frutas, verduras y cereales integrales.
  • Probióticos: se encuentran en alimentos fermentados.

Si prefieres consumirlos en forma de suplementos, puedes consultar el catálogo de prebióticos y probióticos en farmacia Satisfarma.

Los prebióticos y probióticos y sus beneficios para la salud

El consumo de prebióticos y probióticos tiene efectos positivos en la salud digestiva y el sistema inmunológico. Veamos cuáles son los principales en cada caso:

Beneficios de los prebióticos

  • Hacen posible que crezcan bacterias beneficiosas, lo que ayuda a el equilibrio en la flora intestinal.
  • Mejoran la función intestinal y promueven un tránsito adecuado.
  • Los fructooligosacáridos (un tipo de prebióticos), pueden mejorar la absorción de minerales en el intestino.
  • Fortalecen las defensas naturales al promover el crecimiento de bacterias beneficiosas que contribuyen a la función inmunológica adecuada.
  • Tienen efectos antiinflamatorios a nivel del intestino y de otras partes del cuerpo.
  • La inulina (un tipo de prebióticos), regula los niveles de azúcar en sangre.
  • Contribuyen a la sensación de saciedad y sirven para controlar el apetito.

Beneficios de los probióticos

  • Son una ayuda en lo que se refiere al mantenimiento de un equilibrio saludable en la microbiota intestinal.
  • Útiles para prevenir y tratar trastornos digestivos.
  • Estimulan la respuesta inmunitaria y ayudan a fortalecer las defensas contra patógenos y enfermedades.
  • Reducen la hinchazón, el estreñimiento y la sensación de malestar digestivo.
  • Algunos microorganismos de este tipo previenen infecciones vaginales, como la candidiasis y la vaginosis bacteriana.
  • Pueden influir en la salud mental y el estado de ánimo al equilibrar la microbiota intestinal y producir neurotransmisores como la serotonina.
  • Reducen los niveles de colesterol y presión arterial, lo que beneficia la salud cardiovascular.
Vota y ayúdanos a mejorar
Calificación: 0/5 (0 votos)
Flipa » Miscelánea » Lo que debes saber sobre los prebióticos y probióticos: ¿en qué se diferencian?

Deja tu comentario

Deja tu comentario
Introduce tu nombre