¿Sabes qué es el Terminalia Catappa y para qué sirve?

El terminalia catappa es un árbol al que se le puede dar muchos usos médicos. Su uso es está estandarizando y cada vez es más difícil conseguirlo. ¿Sabes para qué lo quieren?

En la naturaleza hay algunas plantas que parecen haber sido diseñadas para que los humanos les demos ciertos usos específicos. El almendro indio (cuyo nombre científico es terminalia catappa), es una de esas plantas que tienen usos muy específicos pero muy interesantes a la vez. Se trata de un árbol nativo de la zona de Malasia, Nueva Guinea e India.

Como es propio de los trópicos, se cultiva con éxito en Cuba y Puerto Rico para aprovechar sus propiedades, y tiene un uso muy extendido en todo el trópico como árbol decorativo y proveedor de sombra. En estado juvenil, el árbol parece un paraguas de dos o tres membranas a distinta altura y, dado que sus hojas miden de 15 a 25 centímetros, producen una muy densa sombra. Son estupendo para refrescar el clima en calles soleadas.

El almendro malabar o almendrón (que así también se le conoce), es un árbol que puede superar los 15 metros de altura y que al llegar a su madurez produce un fruto con una cubierta muy dura, que contiene taninos y por consiguiente puede usarse como fuente de pigmentos. La semilla es comestible aunque lograr extraerla del fruto requiere dedicación, dada la dureza del mismo.

El terminalia catappa es medicina para todos

La cubierta dura de las semillas les permiten viajar por agua sin dañarse, con lo que es muy común encontrar el árbol en desembocadura de ríos o a orillas del mar, incluso en islas. Por eso se ha extendido tan exitosamente en el trópico. Las propiedades medicinales del árbol de terminalia catappa son tales que prácticamente todos los pueblos de la franja tropical asiática, desde India hasta China, usan sus hojas para tratar diversas enfermedades.

Sus hojas tienen efecto antibiótico y son efectivas para tratar los procesos febriles, dolencia para la que está documentado su uso desde tiempos muy antiguos. La infusión se utiliza como colirio y también para regularizar las funciones estomacales. En Taiwan forman parte importante para la regulación de los procesos hepáticos, y sus hojas machacadas tienen probada efectividad en el alivio y cura de enfermedades de la piel. La corteza del árbol de almendro indio es muy efectiva contra las erupciones cutáneas.

Pero no sólo los humanos nos beneficiamos de las propiedades antibacterianas de este árbol. Resulta que las hojas de este árbol son muy cotizadas en acuariofilia dado que son un excelente aditamento en los filtros para mantener el agua limpia,con lo que los peces de acuario también lo aprovechan. El almendro indio es un excelente coadyuvante en la cura de los desgarros que suelen sufrir los peces tras las peleas territoriales o los tropiezos contra las piedras.

Además, tiene poder fungicida, una de las características más apreciadas en un acuario. Para los criadores de peces disco y de peces peleadores (betta), la hoja del almendro malabar es un importante aliado a la hora de la reproducción, dado que proporciona refugio a los alevines y mantiene el agua pura en un momento crítico.

Por todo esto, los acuariófilos consideran una buena idea tener, si el jardín lo permite, un ejemplar de almendro indio en casa, lo cual garantiza el suministro de la hoja.

El cuidado del ejemplar propio

Tener un ejemplar de este vegetal requiere algunos cuidados pero no es difícil. La semilla puede adquirirse sin problemas y sólo debe asegurársele un suministro constante aunque no excesivo, de agua. La planta surgirá en cosa de 20 días y puede trasplantarse a una maceta grande en la que puede vivir durante el primer año. La tierra a usar puede contener cierta cantidad de sal, dado que este árbol resiste muy bien las aguas salobres.

Si las intenciones del criador son más serias y pretende iniciar un cultivo de esta planta con el fin de comercializar sus hojas y semillas, es importante dejar tres metros como mínimo entre una planta y otra para que puedan desarrollarse a plenitud. Las plantas juveniles se desarrollan mejor en espacios sombreados y amplios.

Esta información llegará a más personas si la comparte en sus redes sociales; le invitamos a hacerlo para que sus contactos puedan aprovecharla.

Calificación: 4.6/5 (20 votos)