¿Existe el racismo inverso? ¿Se discrimina a gente blanca?

El racismo es una de las mayores vergüenzas de la humanidad. La discriminación contra grupos humanos por el simple hecho de tener características físicas diferentes a las propias ha sido causa de exterminios, guerras y vejámenes, todo con base en prejuicios absurdos.

Cuando se habla de racismo siempre vienen a la cabeza dos grandes ejemplos: el holocausto judío y la discriminación contra los negros que fueron cazados como animales en África, y esclavizados para el bienestar de los antiguos imperios y sus colonizadores en América. El trato que se impuso a los pueblos africanos fue de exterminio durante siglos.

Lamentablemente, esas ideas siguen vigentes en algunas partes del mundo. En algunos casos también contra gente blanca.

El racismo es igual de peligroso en todas partes

Siendo rigurosos, los judíos no constituyen una “raza” sino un grupo religioso; sin embargo, Hitler mantenía la idea de que eran de otra raza y alimentó el odio contra ellos con esa excusa. La situación de segregación que viven los palestinos a causa del bloqueo de sus fronteras por parte de Israel es, en la actualidad, un ejemplo muy similar.

Pero también hay racismo ejercido contra los blancos. En ciertos países de África nacer albino (en la población negra es más frecuente que entre los blancos) puede significar desprecio, deshonra, segregación y hasta la muerte. Muchas personas creen que los albinos son de mala suerte o que tienen enfermedades contagiosas y por eso los discriminan.

Un importante cantor natural de Mali, Salif Keita, es albino y fue rechazado por su sociedad a pesar de ser descendiente de la familia real de ese país. Afortunadamente pudo superarlo y dedicarse a la música.

Ilustración de Nelson Mandela
Ilustración de Nelson Mandela

En Sudáfrica la lucha de Nelson Mandela logró, tras la dolorosa y vergonzosa experiencia del apartheid, régimen impuesto por el 5% blanco a un 95% de población negra, unificar al país y abolir el régimen de segregación.

Lamentablemente han aparecido grupos extremistas que buscan venganza y se dedican a la cacería de gente blanca, sin importar que son personas que no tienen nada que ver con el terrible pasado de ese país.

La negación del racismo inverso

En Latinoamérica los movimientos de reivindicación de la igualdad y la abolición de toda forma de racismo han dado enormes pasos en el logro de esos objetivos. No obstante, en algunos grupos la reivindicación puede tomar formas vengativas.

En Brasil, para algunos grupos afrodescendientes es condenable que una persona negra se enamore de alguien blanco, alegando que los blancos son responsables del sufrimiento de su raza.

Este tipo de comportamiento configura un fenómeno conocido como “racismo inverso”, que lamentablemente cobra fuerza en la medida en que se radicalizan los grupos en conflicto.

Aún los humanos tenemos mucho que aprender acerca del respeto al derecho ajeno y a la convivencia con nuestros semejantes, y también con quienes no se nos asemejan tanto.


Calificación: 3.4/5 (32 votos)