Rayos UVA: misiles que te hacen envejecer hasta 15 años.

Un bronceado te hace sentir más sexy, pero ¿sabías que, mientras disfrutas del sol, los rayos UVA alteran peligrosamente el ADN de tu piel?

Nada mejor que un día soleado en la playa o el campo para recuperar la vitalidad y sentirse renovado. El astro rey es indispensable para que las plantas realicen la fotosíntesis y en los humanos permite que nuestro cuerpo sintetice la vitamina D, a la vez que previene la debilidad en los huesos. No hay nada más sexy que una piel tostada, pero ¿sabías que cuanto más disfrutas del sol, más daño hace a tu piel?

Antes de tu próxima salida a la playa o al centro estético para obtener un bonito bronceado con las pantallas de rayos UVA, ten en cuenta este dato alarmante: solo 2 horas de exposición solar intensa pueden hacernos envejecer hasta 10 o 15 años. Sorprendente, ¿no? Pues esta es la conclusión a la que han llegado varios especialistas de instituciones prestigiosas en todo el mundo.

A esta alerta se ha unido la Sociedad Americana del Cáncer, la cual advierte que los causantes de estos estragos en la piel tienen nombre y apellido. Se trata de los rayos UVA y UVB. ¿Por qué son tan peligrosos? Te lo contamos a continuación:

Los rayos UVA y UVB dañan el ADN

A pesar de que los UVA y UVB son una pequeña parte de los rayos solares que nos calientan la piel, son los responsables de los efectos más catastróficos. Si quieres saber cómo actúan, date una vuelta por la web especializada Curiositemujer.com para conocer los daños de los rayos UVA y cómo protegerte.

En este enlace también encontrarás los peligros de broncearse artificialmente con pantallas de rayos UVA e interesantes recomendaciones para un bronceado sano.

Según las últimas investigaciones, utilizar antes de los 30 años de edad las camas bronceadoras con pantallas de UVA incrementa un 75% el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Para reducir el peligro es recomendable acudir a centros acreditados, tener la piel limpia y libre de cosméticos y no aplicar bronceador antes de someterse al procedimiento.

Ten en cuenta que los rayos UVA y UVB son tan penetrantes que, cuando no se cuenta con la debida protección ni cuidados, se dirigen como misiles directamente al ADN de las células de la piel, causando mutaciones, envejecimiento, quemaduras y enfermedades. Entre ellas, el melanoma o cáncer.

Protectores, gafas y horas seguras

La exposición prolongada y sin protección altera la hidratación natural del cutis, hace que pierda su elasticidad, firmeza y desencadena manchas oscuras. Los rayos UVA son los peores, causantes a largo plazo de las arrugas y de activar algunos tipos de cáncer.

Antes de que decidas salir solo de noche para no ver más el sol, ten en cuenta estas recomendaciones del National Institute of Health sobre la mejor manera de tomar el sol con seguridad. Comienza por mantenerte a la sombra siempre que sea posible. Evita exponerte directamente al sol sin protección, sobre todo en las horas de mayor riesgo e intensidad; es decir, entre las 10:00 y las 16:00 horas.

Utiliza protector solar con factor de protección (FPS) alto (15, 30 o 50). Respecto a los niños, enséñalos a usar cremas protectoras y a cubrirse como tú con ropa y gafas mientras están bajo el sol. Para garantizar la vitamina D, solo es necesario exponer de 10 a 15 minutos al día los brazos, la cara y el dorso de las manos.

Álvaro Díaz
Calificación: 5/5 (2 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre