¿Volcanes en la luna? Puede que sí.
Luna llena (Pixabay)

Un nuevo estudio reveló la razón de la existencia de unos peculiares remolinos que se han observado sobre la superficie lunar.

Sobre la superficie de la luna se han observado peculiares torbellinos. Uno de ellos cuenta incluso con nombre propio: Reiner Gamma. La NASA ha asemejado previamente a estas formaciones con un remolino de crema sobre chocolate caliente o con la forma de un renacuajo. Lo cierto es que se trata de un fenómeno que ha sorprendido a quienes se dedican a este tipo de estudios.

Científicos han confirmado que aparecen justo sobre campos magnéticos situado por debajo de la superficie lunar. Sin embargo, la razón de la existencia de esos campos magnéticos era aún un enigma.

Un estudio realizado por un equipo de la Universidad Rutgers en conjunto con la Universidad de California Berkeley afirma haber conseguido la causa. De acuerdo con ellos, se trata del producto de unas cámaras de lava subterráneas que se crearon como consecuencia de una actividad volcánica miles de años atrás.

Sobre el estudio

Reiner Gamma
Remolino lunar llamado Reiner Gamma. Fotografía del Equipo científico de NASA LRO WAC.

Fue publicado el 26 de julio de 2018 en la revista especializada Journal of Geophysical Research Planets. Los participantes crearon un modelo matemático para las áreas -denominadas por ellos como imanes geológicos-. Al aplicarla, todo señalaba que los objetos magnéticos eran estrechos y se asemejaban en gran medida a tubos de lava.

Experimentos pasados confirmaron que las rocas lunares -traídas a tierra de la misión Apolo- tenían peculiares reacciones frente al calor. Al calentarlas por encima de 600 grados Celsius, minerales en la roca se rompían y desprendían hierro metálico, lo que generaba el efecto magnético.

Al unir todos los datos a los que tenían acceso, se llegó a la conclusión de que la reacción magnética se generaba cuando los minerales en las rocas se rompían producto de una actividad volcánica. Se estima que esta actividad se generó en la superficie lunar hace alrededor de 3.000 millones de años.

Referencias:

Andrés Román
Calificación: 5/5 (1 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre